La cirugía robótica ginecológica: qué es y cómo nos ayuda

0

La cirugía robótica ginecológica es la última tendencia en operaciones quirúrgicas. Este nuevo avance ayuda tanto al médico como a los pacientes, al reducir el riesgo y mejorar la precisión en las intervenciones.

¿Qué es?

La cirugía robótica en ginecología y obstetricia es una alianza que se produce entre el especialista médico y el Robot Da Vinci. Un sistema quirúrgico menos invasivo que permite a los pacientes someternos a intervenciones complicadas con una mayor tasa de éxito.

Esta forma de operar supone una gran ventaja gracias a la precisión y versatilidad de la máquina que sigue a la mano del cirujano, eliminando el temblor involuntario. Además, el sistema incluye visión 3D que permite acercarnos a la realidad que hay sobre la mesa de operaciones.

Como beneficio añadido, el equipo médico permanece sentado durante la intervención reduciendo la fatiga y el cansancio que se produce, sobre todo, durante operaciones largas y complejas.

¿Cuáles son sus beneficios?

Las numerosas ventajas de este sistema fueron expuestas durante las II Jornadas de Cirugía Robótica organizadas por ASISA y el Hospital Universitario HLA Moncloa. A estas sesiones acudieron expertos que no dudaron en apostar por la excelencia de este sistema novedoso destacando:

  • El aumento de precisión durante las operaciones quirúrgicas.
  • La reducción de los riesgos o complicaciones. Entre ellas se destaca la disminución de sangrados durante ellas.
  • Acortar el tiempo de hospitalización de los pacientes, gracias a que son menos invasivas que las intervenciones tradicionales y se reduce la exposición de los pacientes.
  • Mejora en la sutura y la precesión de los puntos. Esto reduce las cicatrices, la tensión y tiranteces asociadas.
  • Con relación a los pacientes nos beneficiamos de una recuperación rápida y más sencilla, gracias a la reducción del tiempo de las mismas.
  • Para el sistema hospitalario supone una ventaja por su efectividad y la reducción de los costes. Permite que los cirujanos realicen más operaciones sin perder precisión ni capacidad de concentración.

¿Qué operaciones se pueden realizar?

La cirugía robótica es una realidad en el campo de la ginecología quirúrgica, entre las que se encuentra la histerectomía, endometriosis, sacrocolpopexia, miomectomía, hemorragias uterinas o menorreas. Así mismo, supone un gran avance para la oncología, pues permite el abordaje en el cáncer de útero u ovarios, el de endometrio, entre otros. Sin embargo, no es recomendable en casos de metástasis diseminadas.

Este tipo de cirugía robótica también se aplica a otros tipos de cirugía, como por ejemplo: renal, prostática, colorrectal y de cabeza y cuello.

Recuerda

  • La cirugía robótica en ginecología mejorará nuestra recuperación postoperatoria y el tamaño de nuestras cicatrices.
  • Son muchas las enfermedades que pueden tener un abordaje robótico, como las endometriosis, miomectomías y los cánceres, entre otras.

 

Compartir

Deja una respuesta