¿Puede causar lesiones el ajedrez?

0

El ajedrez, ese conocido juego de mesa que se desarrolla sobre un tablero y enfrenta a dos personas, también es un deporte. Como tal, el ajedrez son lesiones, competitividad y preparación física. En 1999 el Comité Olímpico Internacional ya reconocía a su Federación Internacional, la FIDE. Desde entonces esta trabaja por incluir el ajedrez en los Juegos Olímpicos.

Uno de los principales motivos para considerar un deporte a esta actividad que podemos aprender mientras estamos en casa es que es competitiva. Además, el ajedrez requiere de una gran destreza mental y de una buena condición física.

Los jugadores de ajedrez deben concentrarse durante muchas horas y muchos días para los torneos. De hecho, a menudo les acompañan preparadores físicos y nutricionistas.

El ajedrez: lesiones físicas a causa del desgaste

El desgaste psicológico y físico del ajedrez de alta competición es mucho mayor de lo que parece y puede producir incluso lesiones. La tensión que se respira a los dos lados del tablero de ajedrez tiene como consecuencia un aumento de la presión arterial, el pulso y la respiración.

Tanto es así que, en ocasiones incluso ha saltado a la prensa el caso de ajedrecistas como Kurt Meier. El jugador de 67 años perdió la vida en mitad de una partida, como relataba El País en este artículo de 2014.

En definitiva, la cantidad de tiempo durante el que se mantienen la concentración y el estrés puede pasar factura a los jugadores. Una competición de ajedrez puede alargarse hasta dos o tres semanas y cada partida, hasta más de cinco horas.

Lograr una buena oxigenación para el cerebro es vital para mantener la tensión nerviosa durante tal cantidad de horas. De hecho, un experimento llevado a cabo por la Universidad de Lovaina (Bélgica), concluía que el ajedrez puede poner a prueba el sistema nervioso, hormonal y cardiovascular.

¿Por qué es necesaria la preparación física 

La rutina física siempre ha formado parte del entrenamiento de los principales campeones mundiales del ajedrez. Kasparov acudía al gimnasio todos los días y la mayoría cuentan con programas físicos para mejorar su resistencia y su fuerza.

Entrenar la resistencia les ayuda a luchar contra la fatiga y a aumentar en tiempo, capacidad de concentración y memoria. Por otro lado, los programas de fuerza son necesarios para reforzar la musculatura y poder mantener la misma postura durante tiempos prolongados.

La revista digital EFDeportes se hace eco de una investigación que resume algunos de los principales cambios físicos que se ha observado en los ajedrecistas durante un torneo:

  • Disminución del peso entre 4 y 8 kilos.
  • Aumento de las pulsaciones hasta 145.
  • Subida de un 20% o un 30% de la tensión arterial.
  • Tensión psicoemocional.

La diferencia, además, con otros deportes, es que en el caso del ajedrez el esfuerzo mental no lleva asociado un movimiento muscular. Por este motivo, el organismo no puede proteger correctamente a los jugadores del estrés, produciéndose en ocasiones problemas psíquicos importantes.

En definitiva, el ajedrez puede ser considerado deporte, ciencia y arte. Por eso, todavía abren titulares hazañas como la de Magnus Carlsen. El actual campeón del mundo derrotó a su oponente con un jaque mate a pesar de sufrir una dolorosa lesión en la espalda. 

  • El ajedrez fue reconocido como deporte por el Comité Olímpico Internacional en 1999. Sin embargo, todavía no ha sido incluido dentro de los Juegos Olímpicos.
  • El ajedrez profesional requiere de una gran destreza mental y una buena condición física. Por eso los jugadores suelen seguir programas físicos para mejorar su resistencia y su fuerza.
  • Mantener la concentración y la tensión durante largas horas supone un gran desgaste físico. El ajedrez pone a prueba el sistema nervioso, hormonal y cardiovascular.

 

Compartir

Los comentarios están cerrados