El poder de los alimentos verdes

0

¿Sabías que el color de los alimentos habla de algunas de sus propiedades? En el caso de las verduras y frutas el color verde indica que tienen propiedades depurativas, una buena cantidad de vitaminas A, B, C y E; así como minerales como calcio, hierro, magnesio y potasio.

Si quieres darle un toque de color verde a tu alimentación sabes que tienes que acudir a la frutería para encontrar los productos adecuados, las verduras y frutas, estos alimentos se caracterizan por su bajo aporte calórico y son fuente de innumerables beneficios y propiedades para la salud.

Las verduras de hojas verdes, además de ser muy saludables, son especialmente buenas para el correcto funcionamiento del hígado. Esto se debe a su alto contenido de enzimas y propiedades antioxidantes. Asimismo, también disponen de un alto contenido en fibra, lo cual previene el estreñimiento y regula el tránsito intestinal.

Además, muchos de estos alimentos poseen clorofila, elemento que se caracteriza por:

  • Purificar la sangre y el organismo al eliminar las toxinas
  • Favorecer la regeneración celular
  • Fortalecer el sistema inmunológico
  • Ayudar a luchar contra la anemia, debido a la estimulación en la producción de glóbulos rojos
  • Aportar energía al organismo
  • Regular la presión arterial.

Con respecto a su consumo, la Organización mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) recomiendan consumir un mínimo de 400 gramos diarios de frutas y verduras, entre los que evidentemente se incluyen los alimentos verdes.

En este sentido, algunos de los productos verdes más aclamados son: el brócoli, las espinacas, las manzanas, los aguacates, los kiwis o los espárragos.

Las verduras y frutas para el correcto desarrollo de los niños

Las verduras y frutas son especialmente beneficiosas para los más pequeños de la casa, ya que favorecen al crecimiento y desarrollo de su organismo, así como a la prevención de la obesidad infantil y otras enfermedades.

No obstante, muchos niños tan solo con ver el color verde de las verduras ya sienten cierto “rechazo” y se muestran reacios a la hora de consumirlas. Investigadores de un estudio de la universidad de Granada señalan que el sabor amargo del calcio es el motivo por el que los más pequeños no quieran comer los poderosos alimentos verdes.

Para que los niños tomen frutas y verduras sin problemas estas deberían presentarse de forma apetitosa, creativa y divertida, porque a ellos también les entra la comida primero por los ojos.

Otras opciones pueden ser combinar los alimentos verdes con algunas de sus comidas favoritas o hacer batidos, purés o pasteles, que probablemente sean mejor recibidos por los más pequeños.

¡Recuerda que!: Las frutas y las verduras son componentes esenciales de una dieta saludable, por ello consumirlos en la cantidad adecuada es fundamental para todos nosotros, desde los más pequeños hasta los más mayores. ¡Sigamos las pautas recomendadas y aumentemos el consumo de los beneficiosos alimentos verdes!

Compartir

Deja una respuesta