Los beneficios de beber agua y mantenerse hidratado

0

Si hiciéramos un ranking de elementos esenciales en la vida de cualquier ser vivo, sin duda la primera posición la ocuparía el agua. Este líquido es el principal motor de nuestro cuerpo y representa el 70% de nuestro organismo. Beber agua es vital y nos aporta enormes beneficios para nuestra salud.

¿Cuánta agua debe consumirse?

La cantidad diaria de agua recomendada varía esencialmente en función de la edad y el sexo, pero en los adultos se estima que lo ideal son 2,5 litros aproximadamente en el caso de los hombres y 2 litros en el de las mujeres.

Cuando hablamos del consumo de agua, no nos referimos exclusivamente al líquido en sí, sino también al H2O procedente de otro tipo de bebidas o alimentos. De hecho, se recomienda que un 75% – 80% del agua provenga de las bebidas y que un 20% – 25% se consuma a través de los alimentos.

¿Por qué es tan importante el agua para el ser humano?

En general, sus beneficios son múltiples. Este líquido favorece el correcto funcionamiento de todo el organismo, ya que ayuda a purificar, limpiar y eliminar toxinas, facilitándole el trabajo a nuestros órganos. Además, también ayuda en la digestión. El agua incrementa la actividad metabólica, beneficia el correcto funcionamiento del sistema digestivo y, consecuentemente, previene el estreñimiento.

Otro de sus factores es que alivia el dolor de cabeza y reduce la fatiga. En muchas ocasiones los dolores de cabeza son debidos a la deshidratación, con lo cual, si nos hidratamos lo suficiente podremos evitarlos. Asimismo, la pérdida de agua en nuestro organismo provoca debilidad y cansancio, por ello, es muy importante que bebamos agua de forma abundante para aumentar nuestra energía y actividad.

Por otro lado, el agua aumenta nuestras defensas, mejora nuestro sistema inmunológico, disminuye la probabilidad de ponerse enfermo o, en el caso de contraer alguna patología como la gripe, nos ayuda a luchar contra ella y recuperarnos lo antes posible.

En lo que a estética se refiere, el agua ayuda a hidratar la piel, renueva sus tejidos y aporta elasticidad, por lo que se muestra con un aspecto más joven y saludable. En esta misma línea, para los más preocupados por los kilos de más, el agua también puede ayudar a perder peso ya que reduce el hambre y proporciona sensación de saciedad, ayudando también a metabolizar las grasas corporales acumuladas.

¿Cómo habituarse a beber agua?

Muchas veces nos olvidamos de beber la cantidad de agua adecuada y, por ello, una serie de sencillos consejos nos pueden ayudar a conseguir una correcta hidratación en nuestro día a día:

  • Ten siempre una botella de agua a mano para aumentar el consumo diario de agua, así podrás beber agua siempre que tengas sed y te recordará que debes tomarla.
  • Bebe agua nada más levantarte para comenzar el día hidratado y evitar los dolores de cabeza matinales.
  • Toma un vaso de agua, mínimo, media hora antes de comer.
  • Recuerda que las infusiones, limonadas o zumos rebajados, también cuentan como agua.

Beber agua es importante en cualquier ocasión, pero con la llegada del buen tiempo, especialmente en los días más calurosos o cuando realizamos ejercicio físico, es muy importante mantener unos hábitos saludables. De lo contrario, no ingerir la suficiente cantidad de agua podría causar problemas de salud como golpes de calor o insolaciones, así lo comentábamos en “Cinco consejos para evitar los golpes de calor”.

¡Coge tu botella de agua y bebe la cantidad recomendada!

Compartir

Deja una respuesta