Principales diferencias entre el cardio y el peso libre

0

Dieta y ejercicio son la ecuación necesaria para garantizar un buen estado de salud. Dentro del deporte existen diferentes modalidades de ejercicios que nos ayudan a estar en forma. Los más practicados son el cardio y las actividades de peso libre, que engloba toda actividad que emplea mancuernas, pesas, barras o artilugios similares. ¿Qué diferencias hay entre el cardio y el peso libre?

¿Para qué sirve el cardio?

El cardio es la rutina deportiva más popular que consiste en la repetición rítmica de ejercicios que trabajan grandes grupos musculares. Esta actividad es de intensidad baja o moderada, pero de larga duración. Running, ciclismo, natación o boxeo son algunos de los deportes más destacados del cardio.

Su objetivo principal es mejorar la actividad cardiovascular y la función pulmonar, y su práctica genera amplios beneficios:

  • Quema de calorías y acelera el metabolismo. En definitiva, ayuda la pérdida de peso.
  • Ayuda a reducir la
  • Previene problemas cardíacos, la tensión arterial alta o la diabetes tipo 2.
  • Mejora el estado de ánimo y combate el estrés, ya que se liberan endorfinas durante el ejercicio.

Beneficios del peso libre:

A pesar de que el cardio nos permite quemar calorías y bajar de peso, no tiene efectos tonificantes, esa es una de las diferencias entre el cardio y el peso libre. Mientras los ejercicios aeróbicos queman grasas, los anaeróbicos -peso libre- se nutren del glucógeno que almacena nuestro organismo. En este caso, la actividad muscular es máxima y el consumo de oxígeno se intensifica una vez concluida la rutina de ejercicios. Esto provoca una prolongación de la actividad metabólica con la consiguiente quema calórica, incluso en reposo.

En definitiva, el cardio quema más calorías y más rápidamente -ideal para perder peso- y los ejercicios anaeróbicos tonifican, pero no provocan un consumo energético importante.

Entre los beneficios principales de la práctica de ejercicios de peso libre están el aumento de la fuerza física, la reducción de la grasa intra-abdominal -que favorece el desarrollo de enfermedades cardiovasculares o la resistencia a la insulina- y, al igual que el cardio, es perfecta para liberar tensiones y combatir los problemas emocionales.

Si antes explicábamos la importancia del binomio dieta-deporte, esta unión debe darse también a la hora de la práctica de actividades físicas. La combinación de cardio y peso libre nos ayudará a perder grasa y tonificar la musculatura para moldear nuestra figura.

Recuerda:

  • Mientras los ejercicios cardio son fundamentales para la quema de calorías y la pérdida de peso, los ejercicios anaeróbicos producen una actividad máxima de los músculos.
  • El cardio permite combatir la obesidad y prevenir la aparición de enfermedades cardiovasculares.
  • Debe haber una combinación de ejercicios de cardio y de peso libre en nuestras rutinas deportivas para maximizar los beneficios de la práctica deportiva.
Compartir

Los comentarios están cerrados