Deportes Olímpicos, los mejores aliados para mejorar tu salud

0

El 2016 está lleno de grandes acontecimientos, y entre ellos se encuentran los Juegos Olímpicos 2016. Este año el lugar elegido para su celebración ha sido Río de Janeiro y en pocos días podremos ver como las calles de la capital brasileña se llenan de aficionados provenientes de todas las partes del mundo. Cada cuatro años, este evento también reúne a millones de seguidores que se sientan frente al televisor y viven con mucha pasión este acontecimiento.

Pero, ¿Por qué sentarte delante del televisor y no practicarlo como un verdadero deportista olímpico?

Este año, te proponemos que experimentes en primera persona cómo se sienten estos deportistas, ya que además de la adrenalina que nuestro cuerpo genera en ese momento, practicar estos deportes reporta numerosos beneficios para tu salud.

En este sentido, varias de las disciplinas que se llevan a cabo en los Juegos Olímpicos ayudan a combatir enfermedades como el Alzheimer o el asma. Además, también ayudan a mejorar diferentes capacidades como puede ser la coordinación o la concentración. Y es que aunque no seamos deportistas olímpicos y no podamos dedicarles tanto tiempo como ellos a realizar deporte, podemos marcarnos nuestras propias metas para aprovecharnos de los privilegios que tiene realizar ejercicio físico.

Por eso, te sugerimos cinco disciplinas para que te sientas como un verdadero deportista olímpico:

  1. La natación: Es sin duda el deporte perfecto para esta época del año ya que además de refrescarnos, nos ayuda a fortalecer nuestra musculatura y contribuye a mejorar nuestra resistencia. Además, la natación puede ser muy beneficiosa para aquellos que padecen asma, ya que ayuda fortalecer los pulmones gracias a sus técnicas respiratorias. También es buena para los que sufren dolores de espalda, porque permite tonificar la musculatura de ésta sin tener efectos negativos.
  1. La gimnasia artística: Nuestros huesos agradecerán que practiquemos este deporte. Esta disciplina nos ayuda a reducir el riesgo de enfermedades como la osteoporosis, ya que el impacto de los saltos contribuye a mejorar nuestra densidad ósea. Además, este deporte también nos ayuda a corregir nuestra postura corporal.
  1. Marcha: Uno de los deportes más sencillos pero a la vez más populares, sobre todo entre la población adulta. Se trata de un deporte de bajo impacto, muy recomendable para aquellos que sufren de dolores articulares principalmente si se tienen resentidas las rodillas. Además nos ayuda a combatir el Alzheimer reduciendo su riesgo en un 50%, ya que al practicarlo se produce un incremento de nuestro flujo sanguíneo que evita que nuestras neuronas se deterioren.
  1. Ciclismo: Esta disciplina es perfecta tanto para que la practiquemos al aire libre como en interior (spinning). Sus principales beneficios son la mejora de las articulaciones, especialmente en la espalda ya que se trabaja toda la zona baja y las vértebras, y del sistema inmunológico.
  1. Judo: Para los más atrevidos está la opción de ejercitarse con este arte marcial. Esta disciplina nos ayuda a mejorar la coordinación, equilibrio y contribuye a la tonificación muscular de nuestro cuerpo. Además, practicar judo puede hacer que nuestra concentración aumente o que nos ayude a canalizar determinados sentimientos como la ira.

Está claro que practicar deporte es beneficioso para la salud, pero no nos podemos olvidar que toda actividad que conlleve ejercicio físico implica el riesgo de sufrir una lesión.

Por ello, ¡nunca te olvides de calentar y estirar antes y después de hacer ejercicio!

Compartir

Deja una respuesta