El deporte es esencial para el desarrollo infantil

0

Practicar deporte desde pequeños tiene numerosos beneficios para la salud a corto y largo plazo. La mayoría de los padres apuesta por que sus hijos practiquen deportes ya que va a repercutir en el desarrollo de sus huesos, en su capacidad respiratoria y ayudar a su salud física y mental.

Como padres, hay dos cuestiones fundamentales que hacerse. La primera de ellas, ¿por qué es importante que los niños practiquen deporte desde edades tempranas?

Según el Dr. Luis Tárrega, médico especialista en ejercicio físico y deporte y responsable nacional de la unidad de desarrollo de pólizas deportivas y escolares de ASISA, “las actividades físicas en los niños ayudan al desarrollo de su psicomotricidad. Además, es importante que los niños se mantengan activos”. También, apunta el doctor: “El deporte tiene muchos valores: trabajo en equipo, sacrificio, superación, respeto, disciplina… los cuales hoy en día parece que están en desuso, pero que realmente son muy útiles en la formación de la personalidad.”

Por otra parte también se plantea otra cuestión que es, ¿cuál es el deporte más adecuado para mi hijo? Esta pregunta no se puede responder a la ligera, por eso aquí presentamos una serie de recomendaciones que os van ayudar a elegir el mejor deporte para vuestros hijos.

Deportes más recomendados para niños

La teoría está clara: los niños deben realizar actividades físicas porque tienen un papel fundamental en la etapa de crecimiento de los niños, ya que además de los beneficios físicos “realizar actividades físicas diversas, ayuda a que los niños se desarrollen psíquicamente y puedan prevenir la obesidad lo cual es muy importante para su salud presente y futura”, apunta el Doctor Tárrega.

Además, otro punto importante es tener en cuenta su opinión y bajo ningún concepto se les fuerce a realizar una actividad con la que ellos no se sientan cómodos. En este sentido, una elección colaborativa será la mejor forma para conseguir que se motiven a la hora de hacer deporte y disfruten de ello.

Teniendo en cuenta la edad de los niños estas son las características de las actividades que deberían realizar:

  • De 3 a 5 años: La natación es el deporte elegido para este rango de edad, en la que sus horas de prácticas no deberán superar las tres o cuatro horas semanales. El desarrollo de la coordinación y la resistencia son los principales beneficios que aporta este deporte.
  • De 5 a 7 años: Es el momento de dejar que nuestros hijos practiquen diferentes actividades para que puedan elegir entre las que más les gustan. Ya están preparados para realizar cualquier deporte, solo tienen que elegir cual. Además, existen deportes adaptados como el minibaloncesto donde los dos equipos ganan y se enseña a los niños que lo importante es jugar.
  • De 8 a 9 años: Es el momento en el que iniciarse en actividades más competitivas. La opción será correcta tanto si elegimos un deporte de equipo como el fútbol o el baloncesto, o bien, deportes individuales.
  • Adolescencia: “Ya en la pubertad se puede optar más por practicar un deporte de forma continua y a nivel de pequeñas competiciones”, explica el doctor. En esta etapa los músculos están en proceso de formación y con la práctica de deporte vamos a conseguir que ese desarrollo sea el óptimo. Es el momento de practicar cualquier tipo de deporte que le ayude a crecer como persona y le genere una sensación de bienestar, además de favorecer sus hábitos saludables.

 Hay cientos de opciones entre las que podemos elegir, pero para añadir una recomendación más, la UNESCO ha declarado al judo como mejor deporte para niños de entre 4 y 12 años.

Y tus hijos, ¿qué deporte practican?

Compartir

Deja una respuesta