Té: beneficios según el tipo de té y cómo prepararlo

Té: beneficios según el tipo de té y cómo prepararlo

0

El acepta multitud de opciones: con leche, agua, limón, azúcar o de forma natural. Sin embargo, su sabor no es su única ventaja ya que tiene multitud de propiedades beneficiosas para nuestro organismo. Desde la antigüedad era considerado como un remedio casero y natural contra las dolencias.

¿Por qué beberlo?

El té contiene cualidades antioxidantes que nos ayudan a ponerle freno al paso del tiempo y regeneran las células de nuestro cuerpo. Si consumimos diariamente esta bebida notaremos como nuestra piel y nuestro cuerpo se rejuvenecen, ya que nos ayuda a eliminar todas aquellas toxinas que injerimos y que nos rodean.

Además de las características particulares, el té nos ayuda a relajarnos, combate el colesterol malo y reduce los niveles de hipertensión. Así mismo es una bebida saciante y un diurético natural que nos ayuda a bajar de peso. No obstante, el consumo de esta bebida debe ser complementada con una dieta rica y variada.

Café vs Té

Tradicionalmente en España siempre se ha  consumido más café que té. Aunque ambas bebidas se caracterizan por ser un estimulante natural, el aporte energético del café es mayor. Sin embargo, algunos estudios han revelado que el té proporcionada un vigor más permanente ya que despeja más la mente. De hecho, en los últimos tiempos el consumo de té en España ha aumentado, con la consiguiente apertura de te shops y la aparición de tés sabor vainilla, brownie, frutos rojos o caramelo entre otros.

No obstante, a pesar del sabor, existen cinco tipos de té con propiedades muy diferentes. Escoger el más adecuado para nosotros  puede ayudarnos a mejorar nuestra vida y a reforzar la salud.

Té rojo

Conocido también como Pu-erh. Esta bebida de tonalidad grana posee un sabor terroso y potente. Gracias a su capacidad de quemar grasa nos ayuda a acelerar el metabolismo y a eliminar líquidos, por lo que es un gran aliado contra los kilos de más. Además, posee beneficios digestivos que reducen la pesadez producida de las comidas copiosas.

Té verde

De todos los tipos es el que posee mayores propiedades antioxidantes, tanto a nivel físico como cognitivo. Esta bebida despierta y estimula nuestro cerebro mejorando la memoria y la capacidad de concentración. También ayuda a la eliminación del colesterol malo en sangre, lo que a su vez nos protege contra posibles enfermedades cardiovasculares. El té verde posee flúor natural que refuerza la dentina y nos previene de las caries.

Té negro

Proviene de la misma planta que el té verde por lo que sus propiedades son similares. Sin embargo, se le atribuye una mayor capacidad energizante y adelgazante, gracias a su capacidad diurética.

Té blanco

Este tipo de té retrasa el envejecimiento de los tejidos. Asimismo es el más rico en propiedades antioxidantes y lucha contra los radicales libres de nuestro organismo. Tiene un menor contenido en teína que los demás y hay estudios que afirman que regula la presión arterial.

Té matcha

Este té de  origen japonés va ganado cada vez más adeptos, lo que se debe no solo a su propiedad vigorizante, sino también a su capacidad antinflamatoria. Además, refuerza las defensas y nos ayuda a bajar de peso. Como añadido, tiene un alto contenido en minerales y vitaminas.

té

Cómo preparar un buen té
  1. Precalienta la tetera o la taza donde prepararás el té.
  2. Calienta el agua pero sin que llegue a hervir. Cada té, tiene su temperatura ideal:
  • Té verde: De 65 a 85 ºC.
  • Té blanco: De 75 a 80 ºC.
  • Té negro y té rojo: De 90 a 100 ºC.
  • Té azul: De 85 a 90 ºC.
  1. Añade el agua. Si la hora del té es suave primero debes añadir el agua, pero si la hora es más dura, el agua se añade después.
  2. Es importante el reposo. Te damos algunos consejos, según el tipo de té:
  • Té verde: 1-3 minutos.
  • Té blanco: 1-2 minutos.
  • Te azul: 3 minutos.
  • Te negro y Té rojo: 2-3 minutos.

Recuerda:

  • El té tiene numerosas propiedades y beneficios para nuestra salud.
  • Su aporte energizante es más beneficioso para nuestro cuerpo que el del café.
  • Una de sus propiedades presente en todos los tés es la capacidad adelgazante.

 

Compartir

Deja una respuesta