¿Es posible tapear de manera sana? Ejemplos de tapas sanas

0

¿Es posible el tapeo saludable? Ir de tapas es una de las actividades favoritas de los españoles, sobre todo cuando llega el buen tiempo. Sin embargo, aunque puede resultar un plan muy placentero, no siempre es saludable para nuestro cuerpo. Los refritos, el alcohol y las salsas abundan y, al ser raciones pequeñas y compartidas, no tenemos la perspectiva real de lo que estamos ingiriendo, por lo que tendemos a comer mucho más.

Pero lo cierto, es que sí podemos ir de tapas de manera saludable sin que afecte a nuestra salud, peso y dieta.

Cómo tapear de manera saludable

Lo mejor para asegurarnos de que estamos haciendo un tapeo saludable es elegir en base al aporte calórico o valor nutritivo de cada tapa y encontrar un punto medio. Por ejemplo, a la hora de elegir los aperitivos es más recomendable comer encurtidos (como pepinillos o cebolletas),  y evitar las aceitunas ya que poseen un alto nivel calórico.

Otro ejemplo son los frutos secos ya que, aunque poseen un nivel nutritivo alto, también tienen muchas calorías. En este caso, es mejor evitar aquellos que estén fritos, con sal o azúcar y consumirlos con moderación.

Por último, las patatas fritas tienen un alto nivel calórico y un bajo nivel nutritivo por lo que es mejor que las evitemos.

En este sentido, es mejor decantarnos por aquellas raciones bajas en grasas, fritura y salsas, como las verduras y pescados, y si estas vienen acompañadas de pan lo mejor es que limitemos el consumo a dos o tres rebanadas.

En cuanto a las bebidas, la cerveza, el vino y el vermú son los acompañantes ideales de las tapas. ¡Pero siempre con moderación!

Ejemplos de tapeo saludable

  • Encurtidos de pepinillos, cebollas y zanahorias (aceitunas en moderación).
  • Champiñones y setas, ya sean en brochetas o rellenos.
  • Banderillas de pescado como anchoas o atún con pimiento.
  • Pimientos rellenos de vegetales o de alguna proteína, como pescado.
  • Boquerones o pulpo, siempre que no tengan salsas o mucho aceite.
  • Pinchos con diferentes tipos de proteínas o vegetales como jamón, solomillo, salmón, ternera y cualquier tipo de vegetales. ¡Pero con cuidado, que no lleven demasiadas salsas!
  • Frutos secos sin estar fritos.
  • Hummus o guacamole.
  • Ensaladas.

La mejor manera de mantener nuestro momento de tapas saludables es ser conscientes de lo que estamos comiendo y las cantidades. Mientras mantengamos un balance entre este momento y las otras comidas del día nuestra salud no se vera afectada.

Recuerda

  • Debemos evitar las tapas fritas y llenas de grasas ya que son las más altas en calorías y bajas a nivel nutricional.
  • Consumir cerveza o vino para acompañar las tapas no nos afectará de manera negativa mientras su consumo sea moderado.
  • Escoger de manera consiente las tapas nos ayudará a mantener el control de lo que consumimos.
Compartir

Los comentarios están cerrados