Naranjas y Mandarinas – Alimento del mes

0

Las naranjas y mandarinas (y los cítricos en general) son una de las piezas clave dentro de una dieta saludable, puesto que ayudan al buen funcionamiento del organismo. Estos alimentos son ricos en vitamina C, básica para el fortalecimiento de las defensas ante infecciones.

La vitamina C, además de ser buena para tener las defensas fuertes ante posibles infecciones, interviene en la formación de colágeno, huesos y dientes, glóbulos rojos y favorece la absorción del hierro de los alimentos.

Durante las épocas de frío y en los cambios de estación, es decir, cuando más altibajos suele tener el sistema inmunológico, se recomienda un mayor consumo de naranjas y, si es posible de mandarinas también. A la hora de tomarlas recuerda que la fruta es mucho más beneficiosa si se toma entera que en zumo.

Beneficios de los cítricos

El consumo de cítricos a diario puede contribuir a mantener una buena salud de forma natural, y es que son tantas sus propiedades como beneficios:

  • Eliminan las sustancias tóxicas del cuerpo y depuran tu organismo. Tomar cítricos ayuda a eliminar sustancias nocivas que pueden llegar a provocar cansancio, malestar e, incluso, patologías más graves.
  • Ayudan a perder peso. Los cítricos pueden ser de gran ayuda en una dieta para bajar de peso ya que favorecen a la destrucción de la grasa. Además, poseen propiedades diuréticas y laxantes.
  • Mejoran la circulación. El consumo de estas frutas previene el desarrollo de problemas circulatorios y afecciones cardiacas, ya que contribuyen a la reducción de los niveles de colesterol y ácido úrico.
  • Favorecen al correcto funcionamiento del sistema digestivo.
  • Contribuyen a un mejor aspecto físico. Por un lado las vitaminas como la B1 y B2 ayudan a una mejor limpieza e hidratación de la piel, por otro también aportará mejor aspecto y vitalidad al cuero cabelludo.

Precauciones en el consumo de naranjas y mandarinas

A la hora de consumir estos alimentos se deben tener en cuenta algunas indicaciones para que sus beneficios sobre el organismo sean óptimos.

  • Evita consumirlas por la noche. Se recomienda que el consumo de los cítricos se haga antes de las dos de la tarde, ya que durante esas horas el cuerpo saca mayor provecho de sus propiedades.
  • Precaución a la hora de mezclar con otras frutas. Un zumo de naranja y zanahoria no es lo más recomendable para aquellos que padecen de acidez estomacal o tienen problemas renales y hepáticos.

Debemos destacar que estos alimentos son muy favorables para todos, pero especialmente para niños en edad de crecimiento y para mujeres embarazadas. Así que, no lo dudes, ¡introduce los cítricos naranjas en tu vida!

Compartir

Deja una respuesta