Granos y semillas en tu dieta

0

La fibra es una sustancia que, tomada en su justa medida, resulta muy beneficiosa dentro de una alimentación saludable, ya que favorece el correcto funcionamiento del organismo. Entre los efectos positivos de la fibra se incluye la regulación intestinal. Una buena opción para consumir fibra es tomando granos y semillas que, además, aportan gran cantidad de vitaminas y nutrientes.

Granos y semillas básicos para la dieta

Existen gran variedad de granos y semillas, pero algunos de las más conocidos son el maíz, el trigo o la avena.

  • El trigo es uno de los alimentos más completos porque contiene una alta cantidad de minerales (potasio, fósforo, magnesio, hierro y zinc,) y ayuda a disminuir el colesterol, a reducir el riesgo de sufrir infartos y a mantener los niveles de glucosa correctos.
  • El maíz se caracteriza por su riqueza en antioxidantes y vitamina A. Por ello, este alimento es beneficioso para combatir diversas enfermedades como la diabetes o los problemas de hipertensión.
  • La avena es especialmente favorable para la reducción del colesterol alto, debido a su contenido en betaglucano, un tipo único de fibra.
  • El arroz blanco, que es la base de muchas dietas en el mundo, puede ser sustituido por arroz integral, que contiene mayor cantidad de minerales, vitaminas y tiene más fibra.

Además de estos alimentos, en la actualidad se han puesto de moda semillas como la chía, el sésamo, el amaranto, la quinoa o la linaza.

  • La chía aporta gran cantidad de fibra que favorece al tracto digestivo, además gracias a su alto porcentaje de ácidos omega 3 y ácido omega 6, reduce los problemas circulatorios y favorece a la reducción del colesterol y los triglicéridos.
  • Las semillas de linaza también se caracterizan por su gran aporte de ácidos omega 3, omega 6 y omega 9, además, su cantidad de fibra es superior a cualquier otro cereal y por ello es muy aconsejable en dietas para la reducción de peso, para reducir el colesterol y prevenir el estreñimiento.
  • Las semillas de sésamo son ricas en calcio, en ácidos grasos poli-insaturados (omega 6), zinc y minerales.
  • La quinoa, hoy en día es uno de los alimentos estrella, es un pseudocereal que destaca por sus propiedades nutritivas, así como por su poca grasa y alto contenido en fósforo, magnesio y hierro.
  • El amaranto destaca por ser el único grano que posee vitamina C y uno de los alimentos de origen vegetal con mayor valor proteico, ya que contiene lisina, un aminoácido que no se encuentra en muchos otros granos.

¿Cómo debemos consumir estos alimentos?

Estos granos y semillas pueden ser incorporados en la dieta de múltiples formas, una de las formas más sencillas es incluirlos en postres o aliños. Además, para consumirlos en su estado natural, también puede encontrarse en harina, aceite, galletas u otros alimentos.

Pero cuidado, a pesar de que añadir los granos y semillas a nuestra alimentación es una tendencia saludable, aquellas personas intolerantes al gluten deben tener especial cuidado, ya que la mayor parte de estos productos contienen esta sustancia.

Recuerda que:

  • El trigo ayuda a disminuir el colesterol, a reducir el riesgo de sufrir infartos y a mantener los niveles de glucosa correctos.
  • Debido a su alta cantidad de fibra, las semillas de linaza son muy aconsejables en dietas para la reducción de peso, para reducir el colesterol y prevenir el estreñimiento.
  • Las personas intolerantes al gluten deben tener especial cuidado, ya que la mayor parte de estos productos contienen esta sustancia.

 

Compartir

Deja una respuesta