5 Beneficios de los frutos secos

0

La clave de una alimentación saludable está en la ingesta controlada y consciente de una gran diversidad de alimentos que ayude al correcto funcionamiento del organismo. Dentro de esta dieta deben estar presentes los frutos secos, siempre en su formato crudo y nunca con sal.

Una ración diaria de nueces, almendras, cacahuetes u otros frutos secos puede ser más beneficiosa de lo que pueda parecer, pero recibir correctamente su alto valor nutritivo y energético lo mejor es consumirlos en su estado natural, ya que de este modo todas sus propiedades se mantienen intactas y no sufren ningún tipo de modificación.

Algunos de los beneficios que caracterizan a los frutos secos son los siguientes:

  1. Son cardiosaludables. Gracias a su alto contenido en grasas saludables, algunos de ellos contienen los populares Omega 3, que ayudan a regular los niveles de colesterol en sangre y, consecuentemente, protegen el sistema cardiovascular.
  2. Mantienen la piel joven. Sus cualidades antioxidantes luchan contra el envejecimiento y oxidación de las células del cuerpo.
  3. Regulan el tránsito intestinal. Gracias a su alto contenido en fibra vegetal ayudan a combatir el estreñimiento y a reducir los trastornos intestinales.
  4. Mejoran el humor y disminuyen la barriga. Según un estudio reciente de la Universidad de Barcelona publicado en el Journal of Proteome Research, las personas con síndrome metabólico que incorporan a su dieta nueces y almendras experimentan, en un plazo de 12 semanas, un aumento importante de los niveles de serotonina. Esta sustancia provoca que disminuya la sensación de hambre y la concentración de sustancias relacionadas con la inflamación, combatiendo la obesidad abdominal y mejorando el buen humor.
  5. Combaten la fatiga y el estrés. Debido a sus aportes en ácido fólico ayudan a eliminar el agotamiento y la ansiedad.

La cantidad diaria recomendada de frutos secos es de aproximadamente 25 gramos diarios y pueden incorporarse a la dieta de múltiples formas, ya que se trata de un alimento muy versátil:

  1. Pueden ser un excelente complemento para una ensalada de verduras. Con un puñado de tus frutos secos favoritos puedes lograr una comida perfecta.
  2. Son un alimento ideal para consumir entre horas, o bien, en el desayuno o en la merienda.
  3. Pueden echarse en una fresca ensalada de frutas dándole un toque más crujiente.
  4. Una buena combinación es con frutas o yogur, obteniendo así una bebida muy nutritiva.
  5. Si lo que quieres es darle un ese toque especial a tu puré de calabacín o de zanahorias puedes probar a añadirle un picadillo de frutos secos. Si lo prefieres puedes elaborar directamente una crema de cacahuetes o avellanas.

Los frutos secos son un alimento extraordinario que se puede consumir diariamente pero sin abusar y sin ingerir en enormes cantidades. ¡Prueba a incorporarlos en tu alimentación!

Compartir

Deja una respuesta