Anisakis: qué es y precauciones

0

Las intoxicaciones derivadas del consumo de pescado se han vuelto mucho más visibles en los últimos años. Muchos parásitos son sensibles al frío o al calor y, por ello, la buena conservación y cocinado es fundamental para evitar entrar en contacto con ellos. El anisakis es uno de los parásitos más comunes que pueden causar problemas si se ingiere.

¿Qué es el anisakis?

El anisakis es un parásito de entre 20 y 30 centímetros que se aloja en varias especies marinas y, el hombre, a través de la ingesta de estas especies, se convierte en un huésped más de este parásito. La merluza y el bonito suelen ser las especies marinas más consumidas que portan el parásito y producen anisakiasis. Sin embargo, el boquerón, la anchoa y la sardina también son portadores.

El anisakis puede afectar a los humanos de dos formas:

  • Alergia: se crea una hipersensibilidad inmediata a la ingesta y se genera desde urticaria hasta un shock anafiláctico.
  • Efecto local sobre la pared del tubo digestivo.

Entre los síntomas que genera la ingesta de este parásito son las náuseas, los vómitos y el dolor abdominal. Si el dolor se produce en la boca del estómago y si el parásito consigue llegar al intestino sería necesario una intervención quirúrgica.

Recomendaciones para prevenirlo

Además de los exámenes de los proveedores, se obliga a los restaurantes a congelar el pescado. En el caso de carácter individual, las prevenciones pueden ser más exhaustivas:

  • Comer pescado previamente congelado, por al menos 72 horas y a -18 grados.
  • Evitar comer partes del pescado cercanas al aparato digestivo.
  • Cocinado a más de 60 grados durante un mínimo de 2 minutos.

Tratamiento si se contrae el anisakis

A día de hoy, no existe ningún tratamiento específico para curar la enfermedad que ocasiona el anisakis. Por ello, la prevención es el mejor tratamiento. Seguir las indicaciones de congelado y cocinado pueden evitar contraer el parásito. Si se produce una alergia, una vez diagnosticada, las precauciones deben ser todavía más exhaustivas para evitar cuadros alérgicos complicados.

Si se produce el malestar, hay que acudir al médico para que nos recomiende el tratamiento más adecuado y valore el procedimiento a seguir.

Recuerda:

  • El anisakis es un parásito presente en varios pescados y que puede pasar a los humanos.
  • Congelar el pescado y cocinarlo puede ayudar a prevenir contraerlo.
  • Si se contrae, no existe cura. Por ello la prevención es el mejor tratamiento.

 

Compartir

Los comentarios están cerrados