Alimento del mes: Las castañas

0

No parece que ha llegado el otoño hasta que las calles no huelen a castañas asadas. Este fruto, tan delicioso como saludable, aparece con la bajada de las temperaturas y se convierte en una de las imágenes más típicas de estos meses del año. ¿Sabías que tienen grandes beneficios para nuestra salud?

Propiedades de las castañas

La castaña es el fruto del castaño, un árbol típico del hemisferio norte y con mucha cultura en España, sobre todo en regiones como Galicia o León.

Uno de los puntos más destacados de este alimento es su alto contenido en proteínas y fibra, por lo que es ideal para mejorar nuestro tránsito intestinal y evitar problemas de estreñimiento. Además, es una fuente de energía natural gracias a su aporte en hidratos de carbono. No obstante, es el fruto seco con menos calorías, por lo que no deberían incidir en el peso de forma negativa, siempre y cuando las consumamos con moderación.

Otros beneficios de la castaña para la salud

En este sentido, es un alimento ideal para la dieta de adelgazamiento ya que es muy saciante y nos puede ayudar a comer menos. Otras de las propiedades de las castañas son:

  • Aportan grandes dosis de calcio, fósforo y magnesio, por lo que son ideales para el fortalecimiento de los huesos, los dientes y el cerebro.
  • Su alto contenido en vitaminas B convierten a este fruto en un gran aliado de nuestro sistema nervioso y ayuda a prevenir enfermedades neurológicas y es beneficiosa para el cuidado de la piel.
  • Es una gran portadora de minerales, entre los cuales destaca el potasio, que ayuda a la retención de líquidos y es bueno para problemas de riñón; y el hierro, ideal para prevenir la anemia.
  • Resultan muy recomendables para personas con problemas de diabetes al poseer hidratos de carbono de absorción lenta, por lo que no produce hiperglucemias.
  • También es beneficiosa para deportistas o veganos por su gran cantidad de aminoácidos esenciales.
  • Las castañas son muy beneficiosas para las mujeres embarazadas ya que ayudan a tener energía suficiente y buenos niveles de vitaminas y ácido fólico. También contribuyen a aumentar la secreción de leche.
Cómelas con moderación y adecuadamente

No obstante, también debemos tener algunas precauciones a la hora de tomarlas. Las castañas son ricas en taninos lo que pueden producir molestias intestinales o gases, sobre todo si se consumen crudas. Para evitar estas molestias, lo más recomendable es esperar 10 días para su consumo una vez recolectadas. Además, es mejor consumirlas asadas o cocidas para que su digestión sea mejor.

Por último, cabe destacar que este fruto puede acompañar a otros platos y recetas. Su agradecido sabor hace que combine a la perfección con una amplia variedad de alimentos.

Recuerda:

  • El otoño es la mejor época para las castañas. Pueden tomarse asadas, cocidas o crudas, aunque esto último no es muy recomendable ya que dificulta su digestión.
  • Es el fruto seco con menos calorías y tiene un gran efecto saciante y es beneficiosa para la salud ya que aportan gran cantidad de minerales, fósforo y magnesio, aminoácidos y vitamina D.

 

Compartir

Deja una respuesta