¿Por qué algunas personas tienden a hablar en sueños?

Compartir

Hablar en sueños es más común de lo que parece: se calcula que cerca del 66% de la población lo ha hecho alguna vez. Este fenómeno se conoce como somniloquia, que se caracteriza por la emisión de sonidos verbales con poco contenido semántico. Es decir, palabras aisladas o frases cortas, a menudo, vinculadas a los sueños.

Durante la infancia, es todavía más común: se estima que el 50% de los niños de entre 2 y 10 años hablan en sueños. Sin embargo, solo el 10% de la población adulta presenta episodios de somniloquia dos veces o más por noche.

¿Por qué hay personas que hablan en sueños?

La explicación detrás de este comportamiento se encuentra en la complejidad de nuestras fases del sueño y la actividad cerebral que las acompaña.

Nuestro sueño pasa por diferentes etapas, siendo una de las principales el sueño de movimientos oculares rápidos (REM). Durante el sueño REM es cuando soñamos de manera más vívida, y se activan áreas específicas del cerebro relacionadas con la emoción, la memoria y la creatividad. Es en este escenario donde la somniloquia se puede manifestar.

Estudios científicos han demostrado que las palabras pronunciadas durante la somniloquia a menudo corresponden a los eventos y experiencias del sueño. Este fenómeno sugiere una conexión directa entre la actividad cerebral durante el sueño y la expresión verbal inconsciente.

No obstante, es importante destacar que la explicación exacta de por qué algunas personas hablan en sueños sigue siendo un misterio.

¿Es posible dejar de hablar en sueños?

Es esencial diferenciar la somniloquia de otros trastornos del sueño, como el sonambulismo o los terrores nocturnos. Mientras que la somniloquia es inofensiva, otras parasomnias sí tienen implicaciones más graves.

Sin embargo, hablar en sueños puede reducir la calidad de nuestro descanso. En este sentido, existen algunos consejos para evitar la somniloquia:

  • Buena higiene del sueño: mantener un horario regular de sueño y evitar situaciones estresantes antes de acostarse puede ayudar a minimizar la somniloquia.
  • Ejercicios de relajación: prácticas como la meditación o la respiración profunda pueden contribuir a reducir la frecuencia de los episodios de hablar en sueños.
  • Evitar factores desencadenantes: el consumo de alcohol, las digestiones pesadas o la privación de sueño pueden aumentar la incidencia de la somniloquia.

En definitiva, hablar en sueños no es un problema de salud como tal. A pesar de todo, en el caso de que hablar en sueños no permitiese un correcto descanso, se recomienda la consulta con un especialista.

Recuerda

Hablar en sueños, o somniloquia, es un fenómeno común que afecta al 66% de la población en algún momento de su vida.
La explicación de este comportamiento radica en las complejas fases del sueño y la conexión entre la actividad cerebral y la expresión verbal durante el sueño REM.
La explicación de este comportamiento radica en las complejas fases del sueño y la conexión entre la actividad cerebral y la expresión verbal durante el sueño REM.