El sistema linfático: el gran desconocido que protege nuestro organismo

0

El sistema linfático es una red de órganos, ganglios, conductos y vasos linfáticos que transportan la linfa a través de nuestro organismo hasta el torrente sanguíneo. Este conjunto de órganos y tejidos forma parte del sistema inmunitario del cuerpo humano y contribuye a mantener el equilibrio entre los distintos líquidos corporales y a evitar enfermedades e infecciones.

Aunque tiene una importancia vital para nuestra salud, es uno de los grandes desconocidos. De hecho, en el caso de no funcionar correctamente, el líquido puede acumularse en los tejidos del cuerpo y dar lugar a una hinchazón que se conoce con el nombre de linfedema.

¿Qué partes componen el sistema linfático?

Estas son los principales órganos y líquidos que constituyen el sistema linfático:

  • Líquido intersticial o prelinfa: durante el intercambio de nutrientes y la oxigenación en la sangre, se produce el líquido intersticial, conocido como prelinfa. Ese exceso de líquido que se encuentra en los tejidos debe filtrarse para evitar que se acumule en los tejidos.
  • Linfa: una vez que el líquido intersticial entra en los capilares linfáticos, pasa a convertirse en linfa. Es un líquido compuesto por agua, glóbulos blancos, proteínas, grasas y células muertas.
  • Capilares linfáticos: pequeños vasos en forma de red que absorben el exceso de líquido de las células.
  • Vasos linfáticos: los capilares linfáticos se agrupan formando vasos de mayor tamaño para realizar el drenaje de la linfa.
  • Ganglios: son pequeños órganos con forma de haba distribuidos a lo largo del cuerpo. Estos son los encargados de filtrar la linfa, atrapando los virus, bacterias o células cancerosas que pueda contener. Las principales zonas donde se encuentran son el cuello, las axilas, la ingle y la clavícula.
  • Bazo: es un órgano de entre 100 y 250 gr de peso que se sitúa en el abdomen. Su principal función es la de producir linfocitos y filtrar y destruir las células sanguíneas viejas.
  • Timo: se trata de una glándula situada en el pecho, cerca del corazón, que las células T, fundamentales para que el cuerpo genere una respuesta inmunitaria.

¿Qué funciones cumple en nuestro organismo?

El sistema linfático cumple funciones de vital importancia para el cuerpo, que tienen que ver con la respuesta inmunitaria de nuestro cuerpo.

  • Depurar: limpia y filtra toxinas y desechos que puedan encontrarse en la sangre, así como células malignas en el caso del cáncer.
  • Proteger de virus y bacterias: los ganglios linfáticos filtran la linfa, de esta forma, pueden expulsar los virus y bacterias que se encuentran en nuestro organismo, impidiendo su proliferación.
  • Controlar la cantidad de líquido intersticial y su presión: el sistema de capilares linfáticos recoge el exceso de líquido de los tejidos y evita así su acumulación y la hinchazón de los mismos.

Como vemos, la función de protección que el sistema linfático ejerce dentro de nuestro cuerpo es fundamental. De hecho, su mal funcionamiento conduce al linfedema, infecciones, bloqueos de los vasos linfáticos o incluso cáncer.

Recuerda:

  • El sistema linfático contribuye a mantener el equilibrio entre los distintos líquidos del organismo y a evitar infecciones.
  • Gracias al sistema linfático se controla el exceso de líquido intersticial y se evita la hinchazón.
  • Un mal funcionamiento en este sistema dar lugar a infecciones, bloqueos de los vasos linfáticos y a linfedema.

 

Compartir

Los comentarios están cerrados