Descubre los beneficios de abrazar para la salud

0

El contacto físico es primordial para nuestra vida. Son muchos los beneficios de abrazar a nivel físico y psicológico. Los abrazos son un chute de adrenalina. Un abrazo es un masaje del alma. Un abrazo es aquello que uno necesita cuando cree que no lo necesita y se lo dan. Ya lo decía el trovador: “abrázame y no me digas nada, sólo abrázame”.

Cada abrazo que nos damos dice la tradición que nos da un día más de vida. Así que abrazos, abrazos y abrazos. Podríamos calificar al abrazo como la hormona del amor.

No es el momento adecuado por culpa de la pandemia, pero no perdamos el norte, en cuánto esta pesadilla pase los abrazos deberán convertirse en un continuo e inseparable compañero vital.

De hecho, los expertos aseguran que, por ejemplo, los recién nacidos no podrían sobrevivir sin los abrazos, sin esos vínculos afectivos, sin sentir el calor humano que los tranquilice y les haga sentirse seguros.

Beneficios de abrazar a nivel psicológico

Si el abrazo es sincero solo ofrece ventajas a nivel psicológico. Eso sí, para conseguir el abrazo perfecto, este tiene que durar al menos 20 segundos, porque abrazar es regalar felicidad. A partir de los 20 segundos la felicidad entra en tu organismo a raudales.

  • Uno se siente más seguro de sí mismo: cuando te abrazan te sientes apoyado. Por ejemplo, si estas nervioso un abrazo te tranquiliza. Si tienes que realizar alguna actividad de cara al público, un abrazo de una persona a la que quieres te infunde una confianza que no tenías.
  • Se baja el enfado: el calor humano en forma de abrazo es un verdadero estimulador de la circulación y eso, es un beneficio enorme porque con la estimulación de la circulación se elimina tensión innecesaria y, además, se fuerza la sonrisa. Y la fuerza de la sonrisa es prácticamente mágica.
  • Más felicidad: cuando te abrazan te sientes reconfortado, seguro y más feliz y, por lo tanto, te sube la autoestima.
  • Mejora la autoestima: sentir un abrazo, en definitiva, sentirse querido, mejora la autoestima. Si en el momento del abrazo tu autoestima está por los suelos puede que este te produzca un “chute” de autoestima gigantesco. 
  • Limpia las penas: los abrazos brindan cariño, acompañan, protegen, alivian, inspiran e impulsan hacia delante. Son un aldabonazo a nuestro interior para seguir en la pelea del día a día.

Beneficios físicos de los abrazos

Aunque no lo creas, dar y recibir un abrazo también tiene beneficios físicos que puedes percibir en tu organismo. No en vano hace unos meses te contábamos la importancia de la felicidad para tu salud.

  • El sistema inmunitario, chapeau: porque no es solo recibir un abrazo. Sirve lo mismo darlo que recibirlo. Porque cuando te abrazas favoreces la creación de glóbulos blancos que previenen muchas enfermedades e incluso aumentan nuestras defensas.
  • Funciona mejor la cabeza: en concreto bajan las posibilidades de padecer una demencia con el paso de los años. Un abrazo nos da tranquilidad y por ello equilibra nuestro sistema nervioso. Pone nuestro nivel emocional a punto.
  • Elixir de la juventud: pueden considerarse los buenos abrazos como un elixir de la juventud porque rejuvenecen físicamente al favorecer la oxigenación de nuestros tejidos. De esta forma aumenta la vida de las células.
  • Cae la presión arterial: liberan una sustancia llamada oxitocina: una hormona (conocida como la hormona del apego) que se libera gracias a la relajación del sistema nervioso y que regula con gran eficacia la tensión arterial.
  • Más hormonas: ayuda a liberar no solo oxitocina sino que también lo hará con las endorfinas, la serotonina, la dopamina e, incluso, ayuda a reducir los niveles de cortisol.
  • Analgésico contra el dolor de cabeza y otros dolores: ayudan contra el dolor de cabeza porque libera tensiones, pero también está indicado para combatir la ansiedad, el estrés y la depresión. El calor humano ofrece un gran beneficio contra estos males tan extendidos hoy en día.

¿Funciona la abrazoterapia?

Son tantas las ventajas que nos dan los abrazos que hoy en día existen terapias llamadas “abrazoterapia” cuyo fin es ayudar a las personas a pasar las penas, los duelos o males tan de hoy en día como la soledad.

En resumen, los abrazos no son solo buenos, son magníficos. Así que no debemos dejar pasar la oportunidad de abrazarnos todas las veces posibles para que esos abrazos mejores nuestra vida tan física como psicológica.

Recuerda:

  • Un abrazo es un masaje para el alma y para el cuerpo. Hace que se liberen hormonas en el cuerpo como la oxitocina, endorfinas, serotonina o dopamina.
  • Abrazar tiene beneficios también a nivel físico: mejora el sistema inmunitario, es beneficioso contra el dolor de cabeza y previene las demencias.
  • Si quieres reducir tu presión arterial, date un abrazo tras otro.

 

Compartir

Los comentarios están cerrados