Cómo cuidar la salud de tu próstata

0

Al menos la mitad de los hombres, en algún momento de su vida, se verán afectados por problemas relacionados con la próstata; por ello es importante conocer las cuestiones relacionadas con este órgano.

¿Qué es la próstata?

La próstata es una glándula, del tamaño y forma de una nuez, que se encuentra situada debajo de la vejiga y encima de los músculos del suelo pélvico. Forma parte del sistema reproductor masculino y una de sus principales labores es aportar el fluido seminal que facilitará la movilización de los espermatozoides, además de protegerlos durante la expulsión. Su actividad está regulada por los estímulos hormonales androgénicos.

¿Cuáles son los problemas principales de la próstata?

Varias son las enfermedades que pueden afectar a la próstata. La causa principal de los problemas relacionados con este órgano es el aumento de su tamaño con las derivadas infecciones. Los problemas más frecuentes son la prostatitis, la próstata agrandada (HBP) y el cáncer de próstata.

Para los varones menores de 50 años la prostatitis es la enfermedad más frecuente. Sus principales síntomas se relacionan con el ardor al orinar, su aumento en la frecuencia e incluso fiebre. No existe una única solución, pero su tratamiento más común es a través de antibiótico, por eso es importante acudir a nuestro médico.

Respecto a la próstata agrandada (HPB), hay que recalcar que se trata de un tumor benigno, por lo tanto no es cancerosa. Los hombres mayores de 50 años son los más relacionados con esta enfermedad, que se describe como el aumento del tamaño del órgano. Actualmente no puede curarse, pero existen medicinas y cirugías que pueden aliviar sus síntomas.

Por último,  el cáncer de próstata, con mayor incidencia en personas mayores, se basa en el crecimiento de forma descontrolada del órgano. Esta patología se considera actualmente uno de los problemas médicos más importantes a los que se enfrenta la población masculina, considerándose la segunda causa más frecuente de mortalidad en los varones. Sin embargo, los datos son esperanzadores, ya que alrededor del 70-80% de los hombres consigue remitir la enfermedad por completo. El tratamiento del cáncer dependerá del estado clínico del paciente y del grupo de riesgo en el que se encuentre, pero se puede señalar que uno de los procesos médicos más utilizados es la braquiterapia, como ya contamos en el blog.

¿Hay alguna forma de prevenir esta enfermedad?

Aunque no existe una fórmula que prevenga al 100% estas enfermedades, cuidar tu dieta te ayudará a combatir estas enfermedades. Como alimentos que debes evitar destacan las grasas saturadas, los productos cárnicos y el queso. Y por otro lado, aquellos que te ayudarán a prevenirla son: las grasas buenas (aceite de oliva), la cebolla, que es un excelente anticancerígeno y los alimentos ricos en saponinas (verduras, soja, ajo, patatas y el té verde).

Ahora que ya conoces más sobre las enfermedades vinculadas a la próstata es necesario recalcar la importancia de acudir a revisiones médicas a partir de los 50 años o desde los 45 si presentas antecedentes familiares, y así poder conseguir detectarlas a tiempo.

¡Ponte en marcha con tu salud prostática!

Compartir

Deja una respuesta