¿Qué enfermedades o patologías revelan las uñas?

0

Las uñas son un indicador clave de nuestra salud. Pueden revelar la presencia de infecciones o un déficit de vitaminas o proteínas. Observarlas y cuidarlas nos ayudará a evitar enfermedades relacionadas con las uñas.        

Enfermedades relacionadas con las uñas

La Asociación Española de Dermatología y Venearología (AEDV) resume en su web los problemas más frecuentes en las uñas y qué significados pueden tener cada uno de ellos:

  • Estrías transversales. Suelen aparecer como consecuencia de un mal crecimiento. Su causa más frecuente es una alteración nutricional, aunque también pueden aparecer por fiebre o algunos fármacos citotóxicos. En cambio, las estrías longitudinales simplemente aparecen con la edad.
  • Débiles o separadas por capas. Si notas que se rompen con facilidad, les sale una rajita o sus capas se separan pueden estar indicando algún problema de salud, como una enfermedad crónica. Sin embargo, lo más habitual es que sea por meterlas consistentemente en el agua.
  • Encarnadas. Si  se “clava” en la piel, algo que sucede más habitualmente en los dedos de los pies, lo más probable es que se deba a haber llevado zapatos muy apretados. También puede que no estés recortando correctamente las uñas: es mejor cortarlas rectas, con forma cuadrada.
  • Color amarillo. Es una consecuencia habitual del abuso de lacas. Aunque también determina la presencia de infecciones por hongos o bacterias, o de psoriasis, por lo que conviene consultar con un especialista.
  • Manchas blancas. A pesar de lo que se cree comúnmente, no se debe a una falta de calcio. Lo más probable es que este problema surja a consecuencia de meterse la mano en los bolsillos de unos pantalones muy ajustados. Si las manchas son muy grandes, también puede ser síntoma de insuficiencia renal o cirrosis.

¿Por qué es importante mantener las uñas saludables?

Permanecer atentos al aspecto de nuestras uñas es muy importante, como hemos visto anteriormente, para detectar posibles enfermedades relacionadas con las uñas. Además, mantenerlas saludables, más allá de una cuestión estética, ayuda a evitar problemas más graves.

Una de las causas más frecuentes de estas enfermedades son los hongos, aunque esta no es la única. Podemos detectar su presencia si nuestras uñas se separan (hiperqueratosis), si en su línea blanca aparece una zona amarillenta o blanquecina, o si se forma polvo debajo de la uña.

Por otro lado, hay algunas recomendaciones que podemos seguir para mantenerlas saludables en el día a día. Por ejemplo, utilizar un calzado adecuado y recortarlas adecuadamente evitará que estas se encarnen y la zona se inflame.

Otra manía que se debe erradicar es el mordérselas. Este hábito, denominado onicofagia, puede estropear el esmalte dental o acarrear infecciones, ya que las uñas están en contacto directo con muchas bacterias. En nuestro post “Onicofagia: causas y consecuencias de mordernos las uñas” te contamos cómo evitarlo.

Por último, en la dureza y el aspecto saludable de nuestras uñas intervienen principalmente las proteínas. Tomar una cantidad adecuada te ayudará a que estas estén saludables.

Recuerda:

  • Permanecer atentos al aspecto de nuestras uñas es muy importante para detectar posibles enfermedades relacionadas con las uñas.
  • A pesar de lo que se cree comúnmente, la ingesta de calcio no incide en las uñas. En cambio, las proteínas son necesarias para mantener su aspecto saludable.
  • Evitar hábitos como morderse las uñas o llevar calzado muy apretado ayuda a evitar problemas graves derivados de estas prácticas.

 

Compartir

Los comentarios están cerrados