Cómo prevenir la cistitis

0

Llega el verano y con él, múltiples enfermedades propias de la época. La cistitis o también llamada, infección de orina, es una de ellas. Se trata de una infección urinaria causada por bacterias que penetran en la vejiga y se adhieren a las paredes de la parte inferior del tracto urinario.

Por lo general, es una patología propia de las mujeres, y así lo demuestran los datos. Pues el 37% de la mujeres han sufrido al menos una vez en la vida una cistitis, según el Centro de Información de la Cistitis. Esto se debe a que el diámetro de la uretra femenina es bastante más pequeña que la masculina, lo que facilita el paso de los gérmenes al tracto urinario.

¿Cuáles son las causas?

Existen numerosas razones que explican la aparición de cistitis, las más comunes son: falta de higiene o hidratación, estreñimiento crónico, uso indebido de anticonceptivos, alteración de la flora vaginal o uretral por uso de anticonceptivos, práctica de relaciones sexuales o, incluso, el uso de tampones, entre otras. No obstante, los especialistas destacan que la principal causa es el coito, ya que durante el acto sexual, se produce un intercambio de fluidos, que conllevan a su vez, la entrada de bacterias responsables de las infecciones del tracto urinario.

¿Y sus síntomas?

Los síntomas más frecuentes de la cistitis se presentan de diversas maneras: dolor, escozor o sensación de ardor al orinar, querer orinar continuamente, o sufrir el efecto contrario, imposibilidad de hacerlo a pesar de necesitarlo; turbiedad, olor desagradable o presencia de sangre en la orina.

Si se presenta esta sintomatología, hay que acudir al médico lo antes posible para recibir un tratamiento porque, por lo general, la cistitis se cura con antibióticos y en un periodo de dos a tres días la infección desaparece, aunque el tratamiento tenga que durar más. Sin embargo, si los síntomas no se tratan, estos pueden derivar en problemas de salud más importantes como una infección de sangre (sepsis).

Es importante que se siga el tratamiento de la cistitis hasta el final, ya que las personas que han padecido una vez cistitis, son más proclives a volver a sufrirla. En especial, durante los dos siguientes meses, debido a la mala curación de la infección anterior, a la persistencia de bacterias o hábitos higiénicos y alimentarios inapropiados. En el momento en el que la cistitis se convierte en una situación común y se padecen más de dos episodios al año, se le considera cistitis recurrente.

¿Cómo prevenir la cistitis?

Para combatir la cistitis es importante incorporar una serie de fáciles rutinas alimenticias e higiénicas, entre ellas:

  1. Beber 1,5 litros de agua al día. Los líquidos son buenos aliados para eliminar las bacterias adheridas al tracto urinario. Además, no debemos aguantarnos el hacer pis porque las bacterias tienden a proliferar cuando la orina permanece en la vejiga. De esta manera, a su vez, se limpia el tracto urinario al expulsar la orina. Por eso los expertos recomiendan hacer pis antes y después de mantener relaciones sexuales.
  2. Evitar bebidas que contengan excitantes, como el alcohol, la cafeína y el tabaco, y todas las bebidas carbonatadas.
  3. Lavarse y secarse siempre de adelante hacia atrás. El 80 % de las bacterias que provocan infecciones urinarias provienen de las heces.
  4. Elegir siempre la ducha antes que un baño, pues en la ducha, el agua fluye de forma constante, eliminando posibles bacterias de la bañera. Además, tampoco es aconsejable realizarse duchas vaginales porque estas, pueden modificar el PH de las paredes vaginales, favoreciendo la reproducción de bacterias.
  5. Mantener una dieta equilibrada. Pero sobre todo, frutas y verduras que tengan un alto contenido en agua. También en conveniente consumir alimentos ricos en fibra que favorezcan el tránsito intestinal y eviten el estreñimiento.
  6. Cuidado con los tampones. Las infecciones suelen aparecer durante el periodo. Del mismo modo, con los salvaslips, ya que reducen la transpiración e incrementan la humedad de la zona, por eso, hay que evitarlos a diario.
  7. Por último, hay que evitar las prendas ajustadas en la zona y usar ropa interior con el interior de algodón.

Recuerda:

  • La cistitis es una patología propia de las mujeres. El 37% de ellas han sufrido al menos una vez en la vida esta patología.
  • Es importante que se siga el tratamiento de la cistitis hasta el final, ya que las personas que han padecido una vez cistitis, son más proclives a volver a sufrirla.

 

Compartir

Deja una respuesta