Normopeso, sobrepeso y obesidad

0

Más de una vez habrás escuchado las palabras sobrepeso y obesidad y, quizás en menor medida, normopeso. Pero, ¿qué implica realmente cada uno de estos términos?

Estos valores se calculan mediante el Índice de Masa Corporal (IMC), un indicador simple de la relación entre el peso y la superficie corporal utilizado frecuentemente para identificar si una persona está en un peso normal o sufre sobrepeso u obesidad. Se calcula dividiendo el peso de una persona en kilos por el cuadrado de su talla en metros.

Valores del Índice de Masa Corporal

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) una persona se encuentra en una situación de normopeso cuando sus valores se encuentran entre 18.50 y 25. Por otra parte, si el IMC es superior a 25, se da una situación de sobrepeso. Cuando el valor es superior a 30, ya se alcanza la obesidad.

El normopeso indica que una persona no está ni gorda ni delgada, si no que se encuentra dentro de los parámetros óptimos, es una especie de “término medio”. Por otra parte, el sobrepeso es la fase previa a la obesidad, por ello son términos que no debemos confundir, ya que no se trata de lo mismo.

Consecuencias de sobrepeso y obesidad

Las personas con alto Índice de Masa Muscular son más propensos a sufrir algunas enfermedades como las cardiovasculares, los trastornos del aparato locomotor y algunos tipos de cáncer (endometrio, mama, ovarios, próstata, hígado, vesícula biliar, riñones y colon).

Para combatir el sobrepeso y la obesidad se pueden tomar algunas medidas básicas como llevar a cabo una dieta sana y equilibrada, rica en frutas y verduras, y con un bajo contenido en grasas y calorías. Por otra parte, también se recomienda realizar periódicamente algún tipo de deporte o actividad física, ya que la vida sedentaria es realmente perjudicial para este tipo de dolencias.

¿Es el IMC un indicador de salud?

Lo que nos proporciona el IMC es información acerca de la relación entre el peso y la superficie corporal, si bien es cierto que unos valores altos suelen indicar mayor riesgo a la hora de sufrir ciertas enfermedades, esto no siempre es así, ya que existen otro tipo de patologías que no están relacionadas con la masa corporal.

Además, cabe destacar que el inconveniente que existe con este tipo de medición es que se utiliza por igual para hombres que para mujeres, y no distingue grasa de músculo. Esto quiere decir que, una persona con normopeso podría tener un alto porcentaje de grasa corporal, lo que sería perjudicial para su salud.

Por estos motivos, debemos tener en cuenta que el Índice de Masa Muscular nos da un dato orientativo, ya que le faltaría profundizar y matizar en otras variables. Lo ideal para esto es consultar con un especialista que realice un examen en profundidad e indicará realmente si se la persona tiene un buen estado de salud con respecto al peso o no.

Recuerda que:

  • El IMC es un indicador simple de la relación entre el peso y la superficie corporal, que se utiliza para identificar si una persona está en un peso normal o sufre sobrepeso u obesidad.
  • Las personas con alto Índice de Masa Muscular son más propensas a sufrir algunas enfermedades como las cardiovasculares, los trastornos del aparato locomotor y algunos tipos de cáncer
  • El inconveniente que existe con la medición por IMC es que se utiliza por igual para hombres que para mujeres, y no distingue grasa de músculo.

 

Compartir

Deja una respuesta