Neumonía: qué es, síntomas y causas

0

La neumonía es una enfermedad relacionada con el sistema respiratorio que está causada por una inflamación de los pulmones debido a una infección. En estos casos, los alvéolos que están en el interior del pulmón se llenan de líquido lo que no les permite funcionar con normalidad y no pueden aportar oxígeno a la sangre de la misma forma.

Causas de la neumonía

La neumonía es una enfermedad grave que debe ser tratada con urgencia. Mal curada, puede ser peligrosa para nuestra salud. De hecho, según el INE, en España provoca entre 9.000 y 10.000 muertes al año.

Las causas de esta afección son:

  • Es más probable padecer neumonía para aquellas personas que sufren una Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica.
  • Tener un sistema inmune débil.
  • A causa de hospitalizaciones de larga estancia.
  • El tabaquismo.
  • Los diferentes virus y bacterias que se trasladan a los pulmones desde otras zonas de nuestro organismo como nariz y boca.
  • Puede estar causada porque se ha sufrido recientemente una infección viral respiratoria como una faringitis o un resfriado.
  • Si se posee otro tipo de enfermedades graves puede aumentar la posibilidad de padecer neumonía.
  • Si se trabaja en un centro de salud es mayor la posibilidad de contagiarse debido a la exposición.

¿Cuáles son los síntomas de la neumonía?

Aunque al principio puede confundirse con una gripe o una bronquitis, debemos estar atentos a si los síntomas empeoran o no remiten. Además, hay que tener cuidado con los mayores de 65 y los niños pequeños ya que los síntomas son menos visibles:

  • Se puede sentir un dolor pectoral al toser o respirar.
  • Dolor de cabeza
  • Puede darse una falta de apetito.
  • Dificultad a la hora de respirar.
  • Tos contante que puede llegar a producir flema.
  • Sensación de fatiga y ahogo.
  • Fiebre alta y temblores, aunque también se puede dar el caso en ciertas personas de una temperatura corporal más baja de lo normal.
  • Escalofríos a lo largo del todo el cuerpo.
  • Se pueden sufrir náuseas y vómitos.
  • Sensación de malestar mayor que la de un resfriado o una gripe.
  • Sudoración

Tratamiento para la neumonía

Lo más importante para curar la neumonía es poder eliminar la infección y evitar el riesgo de complicaciones. Solo en casos muy graves o personas con un estado de salud debilitado sería necesario la hospitalización para tratar la neumonía. En este sentido, aunque normalmente, se recibe el tratamiento con medicamentos en casa, el tratamiento varía para cada persona dependiendo de la edad, estado de salud y gravedad:

  • Los antibióticos se usan para tartar la neumonía bacteriana identificando el tipo de bacterias y nuestro médico debe recetarnos el antibiótico más adecuado.
  • Medicamentos para aliviar la tos derivada de la neumonía.
  • Analgésicos para tratar la fiebre y el malestar.
  • En los casos muy graves puede ser necesario la oxigenoterapia o la ventilación mecánica.

Recuerda:

  • La neumonía es una enfermedad en la que los pulmones se inflaman y se dificulta que llegue correctamente el oxígeno a sangre.
  • Alguno de los síntomas principales son la tos, fiebre y dificultad para respirar.
  • Normalmente, se trata con medicamentos para la tos, antibióticos y analgésicos.
Compartir

Los comentarios están cerrados