Disfonía, ¿qué hacer para cuidar la voz?

0

Cuidar la voz es importante no solo en nuestro día a día, sino para establecer relaciones personales puesto que nos hace ser nosotros mismos. No solo cantantes, periodistas, actores, profesores o comerciales deben cuidar la voz. Todos debemos tener precauciones porque los trastornos de la voz son cada vez más frecuentes. Las afecciones que más afectan a la voz son las laringitis y las lesiones por abuso o mal uso de la voz que dan lugar a la aparición de lesiones benignas denominadas nódulos. Sin embargo, hay un trastorno que se da en casos muy concretos y que es conocido como disfonía.

¿Qué es la disfonía?

La disfonía se trata de una alteración anormal de la voz. Se puede presentar como un cambio en el tono de la voz o en el timbre, dificultad para hablar o cantar.  L disfonía, en definitiva, hace referencia a un trastorno en el que la voz tiene un componente aéreo, resulta rasposa o existe ronquera y se puede oír aire al hablar. Las causas de la disfonía pueden estar en el mal uso de la voz, el tabaco, una hidratación escasa, etc. pero también en trastornos digestivos como el reflujo gastroesofágico que irritan la garganta.

Tratamiento 

Los problemas de disfonía tienen varios tratamientos:

  • Conocimientos sobre el uso correcto de la voz para asegurar un buen uso de esta. Enseñar a usar la voz desde pequeños es clave para evitar padecer disfonía en el futuro. Si ya se padece, siempre se puede aprender a hablar bien.
  • Rehabilitación. Acudir a foniatras o logopedas es clave para la recuperación.
  • Infiltraciones para tratar el cierre deficiente de las cuerdas vocales. De esta forma se evita que rocen y las cuerdas sean lubricadas.

Un último tratamiento eficaz es cuidar la voz y evitar hablar de forma prolongada. Además, se debe evitar forzar la voz y tomar remedios caseros como miel con limón para paliar la irritación. Y si tenemos cualquier problema con nuestra voz, debemos acudir a nuestro médico.

Recuerda:

  • Hay que cuidar la voz para evitar problemas como la disfonía.
  • Se debe evitar forzar la voz para prevenir afecciones de la misma.
  • Si la garganta está irritada se pueden optar por remedios caseros como la miel con limón.

 

Compartir

Los comentarios están cerrados