Cinco consejos para evitar los golpes de calor

0

Es verano y en España no nos libramos de los típicos días de calor intenso. Los termómetros alcanzan los 40º y eso significa que tenemos que ser precavidos y debemos tomar las medidas necesarias para no sufrir golpes de calor durante esta estación.

Nuestro cuerpo no está acostumbrado a las altas temperaturas, por lo que tiene que hacer un esfuerzo para adaptarse y mantener su temperatura normal, por ello experimentamos reacciones que no ocurrirían en otras estaciones, como por ejemplo el exceso de sudoración o insolaciones.

Prácticas tan extendidas como largas exposiciones al sol, incluidas en las horas de mayor intensidad, pueden aumentar el riesgo de que suframos un golpe de calor.

Los expertos nos dicen que cuando sufrimos una insolación o golpe de calor es porque nuestro cuerpo sufre un sobrecalentamiento y nuestros órganos dejan de funcionar como lo hacen de forma habitual.

¿Cómo evitar un golpe de calor?

Tenemos que tener en cuenta que los golpes de calor pueden afectar a personas de cualquier edad, pero encontramos grupos de mayor riesgo como son los mayores de 65 años o los niños, en los que no se manifiestan los síntomas con facilidad.

Si nos sentimos más débiles, con dolores de cabeza y mareos, notamos que nuestro corazón palpita, nuestra piel está irritada y seca, sorprendentemente no sudamos o incluso hiperventilamos, puede que estemos sufriendo un golpe de calor. Hay que tener en cuenta estos síntomas, pero los problemas de salud asociados a las altas temperaturas pueden evitarse siguiendo una serie de consejos como los que te ofrecemos a continuación:

  1. Lleva bebida siempre encima. Es importante mantener una hidratación adecuada y aumentar nuestro consumo de líquidos aunque no tengamos sed, además es favorable evitar las bebidas alcohólicas o muy azucaradas. Para “obligarnos” a beber, un buen hábito es tener siempre cerca y a la vista una botella de agua, para que al verla nos recuerde que tenemos que hidratarnos.
  1. Evita las horas de mayor intensidad solar. En las horas centrales del día lo recomendable es no exponerse con exceso al sol, ya que son las horas de mayor temperatura. Si vamos a salir a la calle lo ideal es usar cremas solares con factor 15 o superior para mantener protegida nuestra piel. Como es época de playa y piscina darnos un chapuzón combate el sobrecalentamiento, y si no al menos debemos refrescarnos la zona de la nuca y la cabeza.
  1. Procura no realizar ejercicios que supongan un sobresfuerzo físico muy grande cuando haga mucho calor. Realizar ejercicio físico siempre es beneficioso para la salud, pero durante las olas de calor es recomendable que reduzcamos nuestra actividad. También es importante que nos hidratemos durante su ejecución, ya que los golpes de calor además de por la exposición solar son causados también por la práctica de deporte.
  1. Consume alimentos que te ayuden a combatir el calor. Nuestra alimentación también va a ayuda a combatir los golpes de calor, y es que si evitamos las comidas copiosas y las sustituimos por frutas y verduras ayudaremos a nuestro cuerpo a estar hidratado.
  1. Utiliza ropa adecuada. Al abrir el armario tenemos que tener en cuenta que la mejor opción se basa en ropa ligera, amplia y de colores claros. Como complementos, un sombrero o unas gafas de sol pueden ser perfectos para cubrirnos del sol y evitar así una insolación.

Además de seguir estos consejos, es importante también que sepamos actuar ante un golpe de calor, así que echa un vistazo a este protocolo de actuación para que estés preparado por si algún día ocurre.

Y recuerda que siguiendo estos consejos. ¡Ya puedes disfrutar tranquilamente del verano!

Compartir

Deja una respuesta