Cómo combatir la astenia primaveral

0

Con la llegada de la primavera y el buen tiempo, es posible que hayas notado que tu energía ha disminuido, que el nivel de cansancio ha aumentado y que lo único que quieres es dormir todo el día. Pero, ¿a qué se debe? La astenia primaveral es la respuesta, se trata de una sensación de cansancio generalizado que aparece con la llegada del buen tiempo.

Este dato lo corrobora la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), que afirma que la subida de las temperaturas y el incremento de horas de luz provocan alteraciones físicas y del estado de ánimo en muchas personas.

Síntomas de la astenia primaveral

La astenia primaveral puede aparecer de diversas maneras. Algunas de sus manifestaciones más comunes son: cansancio, sensación de fatiga, dificultad para conciliar el sueño, somnolencia diurna, cambios de humor sin motivo aparente, disminución del apetito, problemas de concentración, dolor de cabeza o malestar general.

Pero antes de autodiagnosticarte debes acudir al médico para que vea si los síntomas se deben a la astenia primaveral u a otro tipo de patología.

¿Cómo tratar la astenia primaveral?

Según algunos expertos resulta bastante complicado saber cuándo se va a producir con exactitud. A pesar de esto, estos especialistas también afirman que tomando una serie de medidas preventivas contribuiremos a reducir sus efectos.

Para empezar, es muy importante que prestemos especial atención a nuestros hábitos de sueño. Si seguimos unas rutinas diarias a la hora de dormir obtendremos un descanso óptimo, y esto provocará una disminución de la somnolencia diurna y del cansancio.

Además, también hay que tener en cuenta otros aspectos como cuidar de la alimentación. Una dieta equilibrada es fundamental. En este sentido, deben incorporarse frutos secos o plátanos, que aportan gran cantidad de energía. Es importante también seguir una rutina con los horarios y realizar al menos 5 comidas diarias para que el cuerpo no sufra hipoglucemias (que afectan al estado de ánimo y bienestar general).

Por otra parte, se debe mantener una correcta hidratación. Beber suficiente agua (al menos 2L diarios) hará que el estado de salud general mejore y que se disminuyan algunos de sus síntomas como los dolores de cabeza. Además, no se recomienda la ingesta de sustancias estimulantes, como el té o el café, que pueden alterar nuestro sistema nervioso.

Por último, es importante realizar ejercicio físico de forma moderada. Se recomienda de media a una hora de ejercicio diario para liberar endorfinas. Pasear, nadar, bailar, montar en bicicleta o hacer yoga son opciones al alcance de todos. Relacionado con esto, otra opción para mejorar el estado de ánimo y aumentar el nivel de energía es realizar aquellas actividades que más nos gusten.

Recuerda:

  • La subida de las temperaturas y el incremento de horas de luz provocan en muchas personas astenia primaveral (alteraciones físicas y del estado de ánimo)
  • Si notamos alguno de estos efectos, es importante acudir a un especialista para que nos realice un diagnóstico y confirme que los síntomas se deben a la astenia primaveral y no a otra patología
  • Existen una serie de medidas preventivas para conseguir reducir los efectos posibles la astenia primaveral. Entre ellas un correcto descanso es vital.

 

Compartir

Deja una respuesta