Qué es la braquiterapia

0

Hay muchos tipos de tratamientos para el cáncer, entre ellos se encuentra la braquiterapia, que tuvo sus primeros pasos a comienzos del s. XIX poco después del descubrimiento de la radiación natural.

Este proceso médico consiste en la introducción de la fuente de radiación dentro del cuerpo, junto al cáncer, para destruir las células cancerígenas y reducir el tamaño de tumores.

Hay dos tipos de implantes: temporales y permanentes; que se diferencian, además del tiempo que permanecen en el cuerpo, en la potencia de radiación que emiten:

  • Implantes temporales: se colocan, a través de un catéter, pequeñas placas, o semillas, que liberan la radiación y son extraídas pasados unos minutos u horas, dependiendo de si la dosis es baja o alta.
  • Implantes permanentes: de apariencia similar a los temporales, se sitúan cerca del tumor a tratar y desprenden la radiación durante meses. El implante queda dentro del cuerpo sin suponer un riesgo para el paciente puesto que la radiación se agota, pero en ocasiones estos gránulos pueden activar detectores metálicos.

La braquiterapia se utiliza en estados tempranos de la enfermedad, tras la realización de la intervención necesaria; y se combina con quimioterapia cuando la enfermedad se encuentra en un estado más avanzado cuando, tras la cirugía, aún se tiene alto riesgo de que el cáncer vuelva a crecer. También puede aplicarse y combinarse con quimioterapia sin haberse sometido a cirugía.

Esta técnica, parece ser muy efectiva para prevenir la reincidencia del cáncer local. En comparación con la irradiación completa sobre la zona afectada se ha demostrado que tiene la misma eficacia, además de tener menos efectos secundarios y contar con una duración mucho menor del tratamiento.

Hay que reseñar que esta técnica no es aplicable a todos los cánceres, la braquiterapia se utiliza principalmente en próstata, genitales, mama y ginecología en general. La radiación puede causar problemas de fertilidad masculina, por ejemplo, ya que daña a los espermatozoides, pero no implica la inhabilitación total, la cual sería causada por una extirpación de la próstata quirúrgicamente.

Compartir

Deja una respuesta