¿Qué es Nutriscore? ¿Es útil para los consumidores?

0

Nutriscore es un sistema de etiquetado frontal nutricional en forma de semáforo que sirve para ayudar a los consumidores a determinar el perfil nutricional de un producto en cuestión.

Nutriscore valora los productos procesados. No lo llevarán ni los productos frescos, ni los que tienen un solo ingrediente en su composición. Tampoco las bebidas alcohólicas ni los cafés, tés o infusiones.

Una vez implementado, podremos ver en la etiqueta frontal de los envases un código de color formado por 5 colores y 5 letras. La A de color verde oscuro marcará la opción más saludable y la E, de color rojo, la peor opción. Entre medias se podrán distinguir la B, la C y la D, de color verde claro, amarillo y naranja, respectivamente.

¿Cuándo llegará Nutriscore a España?

En noviembre de 2018 el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social anunció la futura implementación en España del Etiquetado Nutricional Frontal, con el objetivo de que este sirviera como referencia de la calidad nutricional de los alimentos y bebidas. En este sentido, la ministra de Sanidad hacía alusión a que la decisión había sido tomada siguiendo las recomendaciones de diversas sociedades científicas, la Organización Mundial de la Salud y la Unión Europea.

Hace unos meses, el actual ministro de Consumo, Alberto Garzón, proclamaba la entrada en vigor del sistema de etiquetado frontal en el primer cuatrimestre de 2021. No obstante, explicaba que este sería voluntario, a falta de que la normativa europea decida sobre su obligatoriedad. A fecha de hoy, gran parte de la industria alimentaria ya ha anunciado su intención de adherirse.

España se suma así a la lista de países con una posición favorable a establecer un sistema vinculante y accesible. Francia ya tiene implantado Nutriscore, y tanto Bélgica como Alemania han anunciado a la Comisión Europea su deseo de ponerlo en marcha.

¿Es útil para los consumidores?

Nutriscore es uno de los sistemas de etiquetado que más consenso genera entre expertos y especialistas en nutrición. Asociaciones de consumidores como la OCU establecen que Nutriscore es buen punto de partida, aunque aún puede mejorarse.

Entre los beneficios del sistema, destacan que:

  • Compara productos de la misma categoría. Con echar un vistazo al semáforo nutricional del envase, los usuarios podrán distinguir qué elección es la más saludable.
  • Valora los aportes nutricionales positivos: contenido en frutas y verduras, fibras, proteínas o frutos secos. Pero también valora los negativos: calorías, azúcares, grasas saturadas y sal, por 100 gramos o 100 mililitros de producto.

Como principal aspecto negativo, establecen que este no tiene en cuenta la presencia de ciertos ingredientes (aditivos, grano entero, azúcar, etc.) en la composición del producto.

¿Tiene margen de mejora?

El propio Ministerio de Consumo admite que ningún sistema de etiquetado nutricional es perfecto. No obstante, asumir el sistema Nutriscore permite formar parte de sus comisiones y órganos de trabajo para poder ir mejorándolo y ajustándolo.

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) ya trabaja en adecuar la norma a los beneficios del aceite de oliva. Este está considerado exponente de la dieta mediterránea y tiene demostrados efectos beneficiosos para la salud cardiovascular.

Recuerda:

  • Nutriscore es un sistema de etiquetado nutricional que sirve para ayudar a los consumidores a determinar el valor nutricional de los productos procesados.
  • Su implantación en España está prevista para el primer cuatrimestre de 2021.
  • Nutriscore es uno de los sistemas de etiquetado que más consenso genera entre expertos y especialistas en nutrición.
  • Asociaciones de consumidores como la OCU establecen que es buen punto de partida, ya que compara productos de la misma categoría y valora tanto los aportes nutricionales positivos como los negativos.

 

Compartir

Los comentarios están cerrados