Probióticos y prebióticos: qué son y qué aportan a nuestro organismo

0

Los prebióticos y los probióticos son dos tipos de alimentos funcionales que ejercen efectos fisiológicos muy beneficiosos para nuestro organismo ya que repueblan nuestra flora intestinal, promoviendo así nuestra salud digestiva. No obstante, hay diferencias entre los probióticos y los prebióticos, ya que actúan de diferente manera.

Definición prebióticos y probióticos

  • Probióticos: son microorganismos vivos que se encuentran en el intestino. Estos se adhieren a la mucosa intestinal para evitar que otras bacterias dañinas se implanten y ejerzan sus funciones negativas, actuando como una barrera que evita que ciertos gérmenes colonicen el intestino.
  • Prebióticos: son compuestos que el organismo no puede digerir pero que sirven de alimento para para las bacterias intestinales beneficiosas (lactobacilos, bifidobacterias) que habitan en nuestro aparato digestivo. Su función es detener el crecimiento de las bacterias perjudiciales, mejorando así la flora intestinal.

Alimentos funcionales

Tanto los prebióticos como los probióticos son considerados alimentos funcionales. Sin embargo, ¿sabemos lo que significa? Los alimentos funcionales son aquellos que presentan un añadido beneficioso para nuestro organismo. Existen alimentos que, de forma natural, contienen ingredientes funcionales para ayudar a nuestro organismo tales como la leche materna, algunas frutas y verduras como el plátano, ajo, puerro, cebolla, alcachofa o el tomate; el yogur y las leches fermentadas. También existen alimentos que han sido modificados para que contengan una mayor proporción de estos prebióticos.

Beneficios de los prebióticos y probióticos

El beneficio principal de estos dos alimentos es mejorar el equilibrio de la flora intestinal, por tanto, si ingerimos la cantidad suficiente pueden ser beneficiosos para la salud.

Beneficios de los probióticos

  • Previenen y mejoran el tratamiento de las diarreas infecciosas causadas por el consumo de antibióticos.
  • Disminuye la intolerancia a la lactosa.
  • Reduce los síntomas de la inflamación intestinal.
  • Disminuyen los niveles de colesterol.
  • Previenen el cáncer de colon y ciertas enfermedades atópicas.
  • Ayudan a destruir algunos tóxicos como las

Beneficios prebióticos

  • Estimulan la producción de anticuerpos reforzando el sistema inmunológico.
  • Previenen el estreñimiento y la diarrea.
  • Disminuyen la presión sanguínea y el colesterol plasmático.
  • Favorecen la mineralización ósea.
  • Nos protege que frente al cáncer colorrectal.
  • Ayudan a eliminar sustancias tóxicas.
  • Favorecen la absorción del calcio, previniendo la aparición de osteoporosis.

En la actualidad hay en marcha diferentes estudios para investigar y comprobar que el no funcionan de la misma manera los probióticos en el cuerpo de algunas personas y que, tomados para contrarrestar el efecto de los antibióticos, no ayude a la flora intestinal al estado normal.

Recuerda:

  • Tanto los prebióticos como los probióticos equilibran nuestra flora intestinal.
  • Son dos alimentos funcionales que benefician nuestro organismo.
  • Si ingerimos una cantidad adecuada de estos probióticos, a través de los alimentos, reforzaremos nuestro sistema inmunológico y regularemos nuestro tránsito intestinal.

 

Compartir

Deja una respuesta