¿Son los hipopresivos los sustitutos de los abdominales tradicionales?

0

Para estar sano, además de tener una buena alimentación es muy recomendable practicar ejercicio diario adaptado a nuestras necesidades y capacidades. Uno de los elementos a los que más atención se presta a la hora de fortalecer nuestro cuerpo son los abdominales.

¿Por qué debemos trabajar los abdominales?

Una de las funciones principales de nuestro abdomen es proteger nuestros órganos internos. Y además:

  • Los músculos del abdomen intervienen en el proceso de respiración.
  • Participan en muchos de los movimientos de nuestro cuerpo, tanto del tronco superior como del inferior.

La nueva modalidad: los abdominales hipopresivos

Tradicionalmente los abdominales se trabajaban con una serie de ejercicios de contracción centrados en mejorar la fuerza y la resistencia como elevaciones de pelvis, encogimientos, etc.

Desde hace unos años ha llegado una nueva forma de trabajar esta parte de nuestro cuerpo, los llamados ejercicios hipopresivos.

¿Qué son los hipopresivos?

Se trata de realizar una serie de posturas y movimientos que ejercen presión y tensión en el abdomen, de forma que logramos grandes beneficios para la tonificación de la musculatura abdominal profunda y del periné. Son complicados de realizar pero con grandes beneficios.

Este tipo de abdominales surgieron para combatir los efectos negativos de los abdominales clásicos, puesto que pueden provocar problemas de incontinencia urinaria o disfunción sexual.

Por ello, su creador decidió realizar una serie de ejercicios que tuvieran los mismos resultados sin dañar nuestro organismo.

Beneficios de los abdominales hipopresivos

Estos ejercicios, que podemos realizar todos, se utilizan tanto para la rehabilitación de las embarazadas como para atletas de alto rendimiento ya que ejercitamos el suelo pélvico y el transverso (faja abdominal).

Sus beneficios más importantes son:

  • Fortalecer los músculos transversos y oblicuos del abdomen sin dañar la columna lumbar.
  • Reeducación de la postura corporal: el efecto de succión y la presión negativa de la cavidad abdominal consigue fortalecer la columna vertebral.
  • Control de la respiración: dominar y ser conscientes de nuestra respiración produce relajación, por tanto reduce nuestro nivel de ansiedad y estrés.
  • Amplia la capacidad pulmonar: estos ejercicios nos enseñan a controlar mejor el diafragma.
  • Fortalecen el suelo pélvico, proporcionando un mayor control del esfínter. Además, la ejercitación del suelo pélvico está relacionada con las funciones sexuales. Particularmente, en los hombres ayuda a desarrollar un mejor desempeño sexual por una mejor irrigación sanguínea y la prevención de disfunción eréctil.
  • Estos ejercicios son beneficiosos para los atletas ya que aumenta su rendimiento mediante el ampliación de la capacidad de resistencia al esfuerzo y una mejora de respuesta de los músculos por una mejor oxigenación.
  • También tiene beneficios tras el embarazo:
    • El abuso de los abdominales tradicionales ejerce presión sobre los órganos de la cavidad abdominal y durante el embarazo los órganos se mueven para dejar espacio al feto. Sin embargo, si realizamos ejercicios hipopresivos reducimos esas posibilidades.
    • Refuerza el suelo pélvico que está debilitado debido al peso soportado y al esfuerzo del parto.
    • Ayuda a reubicar los órganos de la zona abdominal y a recuperar la cintura y el vientre plano.

Cuándo debemos y cuándo no realizar hipopresivos

A pesar de los grandes beneficios de estos abdominales, no son aconsejables en casos como:

  • Mujeres embarazadas ya que estos abdominales pueden desencadenar contracciones y generar un aborto natural.
  • Personas con hipertensión arterial puesto que la técnica de respiración puede ser contraproducente o las personas con problemas articulares ya que estos abdominales exigen posturas especificas perjudiciales para ellos.

Las personas a las que sí que se les recomienda este tipo de abdominales son:

  • Mujeres que han dado a luz recientemente y utilizan estos ejercicios parar recuperar la forma del abdomen que tenían antes del embarazo.
  • El otro caso en el que se recomienda es para aquellas personas que han tenido una intervención quirúrgica en el abdomen y quieren recuperar la tonificación muscular abdominal. En este caso se recomienda que se realicen después de la cicatrización completa, consultándolo con su médico y con las posiciones más cómodos.

Recuerda:

  • Estos abdominales se tratan de una serie de ejercicios que ejercen presión y tensión en el abdomen, para así tonificar la musculatura abdominal.
  • Estos ejercicios ayudan a mejorar tu postura corporal, aumenta la capacidad de resistencia al esfuerzo y nuestra capacidad pulmonar.
  • Se recomienda a mujeres embarazadas ya que este tipo de abdominales ayuda a reubicar los órganos de la zona abdominal, recuperar su cintura y el vientre plano.

 

Compartir

Deja una respuesta