Vuelve a la rutina con tu mejor sonrisa

0

Llega septiembre y toca volver a empezar la rutina. Es hora de decirle adiós a nuestras vacaciones y zambullirnos en lo que serán los próximos 10 meses antes de volver a julio… Retomar los horarios es necesario, así que tómalo como un proceso de adaptación para empezar con nuevas etapas y no te preocupes si en los primeros días sientes tristeza o melancolía, son síntomas del síndrome postvacacional.

En este sentido, lo cierto es que en muchas ocasiones se puede hacer cuesta arriba este proceso, pero al final, está en tus manos comenzar con una actitud positiva. Para ello, lo mejor es hacer actividades que te motiven y te faciliten esa vuelta a la rutina.

Aprovecha esa vuelta a la estabilidad para mejorar tu salud, ya que con las pilas recargadas, es momento de planificar y sacarle el máximo partido a esa energía.

Para que este año la vuelta no se haga tan pesada, aquí tenemos una serie de consejos muy útiles que te ayudarán a volver a la rutina con una más actitud positiva.

  1. Date tiempo para la adaptación. Días antes de la vuelta es recomendable que empieces a retomar tus horarios habituales. De este modo, el cambio no será tan drástico y cuerpo y mente lo asimilarán más fácilmente. Además, utilizando esta medida también se evita el cansancio inicial y podrás afrontar los primeros días con más energía. 
  2. Fija metas y objetivos que te motiven. Esto te hará mantener la ilusión. Si vuelves con algo en la mente que te haga tener un pensamiento positivo, la vuelta será mucho más llevadera. Pensar en planes de futuro, viajes, escapadas con amigos o con la familia pueden ayudarte a ver las cosas de otra manera. 
  3. Regula la alimentación. El verano es sinónimo de excesos alimenticios, y con la vuelta a la rutina es hora de poner tu cuerpo a tono con una dieta sana y equilibrada. En este sentido, intenta comer cinco veces al día y si te entran ganas de picar, apuesta por alimentos más saludables como los cereales o las frutas y evita las dietas milagro. Además, un truco para conservar una alimentación más saludable es mantener una planificación de comidas y una lista de la compra. Así evitarás caer en tentaciones.
  4. Haz algo de deporte. Es un buen momento para comenzar a realizar algún deporte ya que septiembre es el mes donde normalmente se retoman todas las actividades físicas. Un método para motivarte a ponerte en forma y cuidar tu salud es realizar deportes siempre en compañía, así conseguirás comprometerte y no tirar la toalla.
  5. Dedícate tiempo. El tiempo de ocio es fundamental para el día a día y con la vuelta a la rutina este se ve reducido, por eso, es muy importante sacar pequeños huecos para uno mismo, esto repercutirá positivamente en tu salud.

Septiembre puede ser el punto de partida ideal para perseguir nuestros nuevos propósitos, así que ¡plántale una buena sonrisa a la rutina y véncela!

Compartir

Deja una respuesta