Beneficios de viajar y descansar para la salud

0

Viajar es uno de los mejores aliados para ser feliz, al mismo tiempo que mejora positivamente nuestra salud. Emprender un viaje es siempre la mejor medicina para encontrar la tranquilidad que uno mismo necesita. ¿Cuáles son los beneficios de viajar y descansar para nuestra salud?

En un viaje, además de experimentar, evolucionar y crecer con nuevas experiencias, conseguimos evadirnos de la rutina diaria, propiciando que cuerpo y mente alcancen el equilibrio perfecto. Lo cierto es que, irse de vacaciones tiene innumerables beneficios para la salud.

Descansar y evadirse de la rutina

La experiencia que nos aporta un viaje nos permite despertar del inmenso letargo en el que nos sumimos en nuestro día a día. Todo esto nos mantienen activos, constantemente liberando tensiones y combatiendo el estrés. De esta forma, viajar se entiende como una medicina contra la rutina diaria, con efecto directo sobre la felicidad. Numerosas investigaciones coinciden en enumerar ciertos efectos beneficios para la salud de viajar:

  • Viajar genera una visión más positiva de la vida.
  • Aporta un mayor conocimiento cultural, histórico y social de otras culturas.
  • Aumenta las habilidades sociales y comunicativas.
  • Refuerza la confianza en uno mismo.
  • Potencia la capacidad para resolver problemas.

Beneficios de viajar para la salud

Viajar aporta innumerables beneficios en nuestras habilidades sociales y culturales, así como nos ayuda a evadirnos de la rutina diaria y liberar tensiones. Pero, además, viajar supone una actividad enriquecedora, tanto para el bienestar psicológico como físico:

  • Reduce los niveles de estrés y ansiedad

La cantidad de cortisol en el cuerpo disminuye y aumenta la sensación de bienestar. Además, alejarse de la soledad y de pensamientos negativos supone también un buen aliado contra esta patología. Viajar permite desconectar de los problemas y obligaciones cotidianas para conectarse con uno mismo, alejándonos de todas las fuentes que nos generan estrés.

  • Mejora la salud del corazón.

Viajar reduce las probabilidades de sufrir un ataque cardiaco, ya que respirar una mayor cantidad de oxigeno y romper con el sedentarismo diario hace que la circulación sanguínea fluya mejor, a la par que mejora el metabolismo.

Un estudio de la Sociedad Europea de Cardiología asegura que los hombres que no toman vacaciones durante varios años tienen más probabilidades de sufrir ataques al corazón.

  • Favorece el al cerebro.

Viajar ayuda a estimular el cerebro. Cuerpo y mente encuentran el equilibrio perfecto, evadiéndose de las preocupaciones diarias.

Según la Sociedad Española de Neurología (SEN), para que estos procesos se generen hace falta que nuestro cerebro se enfrente a la novedad, la variedad y el desafío. Viajar estimula el cerebro, le hace más creativo y aumenta la capacidad de solucionar problemas.

  • En definitiva, viajar te hace sentir feliz.

La alegría de un viaje comienza desde el momento en el que lo planeas hasta los recuerdos de todo lo vivido. Un estudio realizado por la Universidad de Cornell (Estados Unidos) en 2013, aseguraba que las personas escriben en sus tuits más palabras asociadas a la felicidad y el disfrute cuando viajan. 

El simple hecho de viajar o tomar vacacione ayuda a relajarse, mejorando con cada viaje la salud física y mental, lo que permite alargar la vida. Una de las mejores razones para viajar es poder reinventarse, ser feliz y aprender cosas nuevas. Las vacaciones, por lo tanto, son necesarias para descansar y reponer toda la energía que hemos gastado en el periodo laboral.

Recuerda:

  • Viajar es uno de los mejores aliados para ser feliz, al mismo tiempo que mejoramos positivamente nuestra salud.
  • Mejora considerablemente la confianza en nosotros mismos y nuestras habilidades sociales.
  • Viajar supone una actividad enriquecedora, tanto para el bienestar psicológico como físico.
  • Reduce los niveles de estrés, mejora la salud del corazón y favorece al cerebro.

 

Compartir

Los comentarios están cerrados