El alimento del mes: la alcachofa

0

Consumir productos de temporada aporta grandes beneficios tanto para nuestra salud como para nuestro bolsillo gracias a su gran oferta. Por eso, ahora que se acaba el invierno y comienza la primavera estamos en la mejor fecha para disfrutar de un buen plato de alcachofas.

¿Qué nos aportan las alcachofas?

Son consideradas como una medicina natural por su aporte de minerales, ácido fólico y oleico, fibra, vitamina B, flavonoides, inulina y cinarina. Todas estas propiedades son las que han hecho que la alcachofa sea considerada un bien preciado desde la Edad Media hasta nuestros días.

Lo mejor de esta hortaliza es que podemos consumir tanto el tallo, como las hojas o el corazón de la planta, la zona más tierna. Así mismo, el caldo resultante de su cocción también contiene grandes beneficios para nuestro organismo.

Variedades de alcachofas

En el mercado podemos encontrar una gran diversidad de este tipo de hortalizas. Siendo las más reputadas la “Blanca de Tudela”, por su sabor intenso y característico. Protegida con el sello de Denominación de Origen, también presenta variedades muy conocidas en el mundo de la gastronomía, como la de Benicarló (de Castellón).

Los expertos en agricultura recomiendan que a la hora de comprarlas escojamos aquellas alcachofas que tengan su punta redondeada y sus hojas estén cerradas. Además, es importante que nos fijemos si tiene un agujero en el centro, pues son las mejores para su consumo.

 

 Recuerda:

  • La alcachofa ha sido utilizada durante toda la historia por sus propiedades medicinales.
  • Entre sus beneficios esta hortaliza nos protege frente al colesterol, la diabetes y determinados tipos de cáncer.

 

Compartir

Deja una respuesta