¿Cuáles son los tipos de aminoácidos que existen y dónde podemos encontrarlos?

0

Un componente básico de nuestra alimentación y, por lo tanto, de nuestra vida, son las proteínas. Estas se componen de aminoácidos, que son los compuestos orgánicos básicos de las mismas.

Existen cientos de aminoácidos en la naturaleza, aunque las personas solo necesitamos 20 de ellos para que se formen nuestras estructuras y se fortalezcan nuestros músculos.

En líneas generales se pueden calificar los aminoácidos en dos tipos fundamentales: esenciales y no esenciales.

¿Cuáles son los esenciales?

Son aquellos que el organismo necesita absorber de la naturaleza porque no los puede fabricar por sí mismo. Al cuerpo llegan a través de la dieta, por eso es tan importante saber cómo combinar los alimentos. Ten en cuenta que si no los tomamos al comer o beber, podemos tener graves consecuencias físicas. En total son:

  • Lisina
  • Metionina
  • Valina
  • Isoleucina
  • Arginina
  • Histidina
  • Treonina
  • Triptófano
  • Fenilalanina

Si un alimento contiene todos estos aminoácidos en las cantidades necesarias se considera que es una proteína de alto valor biológico y, por el contrario, si no los tiene todos, o los tiene en poca cantidad, se denomina aminoácido limitante y el cuerpo humano necesitará otra fuente de aminoácidos al cabo del día.

Tipos  no esenciales

Son los que nuestro cuerpo puede producir por sí mismo a través de otras sustancias o de los  esenciales durante un proceso denominado transaminación. También se conocen como prescindibles.

Este tipo está formado por:

  • Tirosina.
  • Serina.
  • Prolina.
  • Glicina.
  • Glutamina.
  • Ácido glutámico.
  • Cisteína.
  • Ácido aspártico.
  • Asparagina.
  • Arginina.
  • Alanina.

Funciones de los aminoácidos

Una vez conocidos los aminoácidos esenciales y no esenciales hay que descubrir cuál es la función que cumplen en el organismo. Son absolutamente necesarios para la vida humana, pero veamos más en concreto para qué sirven:

  • Ayudan a reparar y hacer crecer los tejidos, por eso se nos antojan primordiales cuando nos hacemos una herida. Mientras sana la herida, trabajan los aminoácidos.
  • Llenan de energía al organismo.
  • Son importantes en la fecundación.
  • Favorecen la digestión, pues ayudan a sintetizar las enzimas digestivas.
  • Ayudan a que el cuerpo humano aproveche las vitaminas y minerales que ingiere.
  • Son enemigos del colesterol alto y así protegen el corazón.
  • Ayudan a que los alimentos se incorporen al organismo, es decir, que los
  • Evitan el envejecimiento de las células, regenerando los tejidos.

¿Qué alimentos los contienen?

Conocemos los tipos y funciones de los aminoácidos y también sabemos ya que llegan al cuerpo humano a través de los alimentos, pero necesitamos saber cuáles son los tipos de alimentos que más aminoácidos aportan al organismo y de qué tipo.

En el caso de los aminoácidos esenciales, es importante saber qué alimentos los contienen si nuestro organismo no es capaz de generarlos. La única manera conocida de conseguirlos es a través de la dieta, cuestión fundamental porque todos los aminoácidos son importantes para el correcto equilibrio del cuerpo humano.

Todos los alimentos de origen animal aportan aminoácidos esenciales en las cantidades que el cuerpo necesita, aunque los que más aportan son:

  • Los huevos.
  • El pescado.
  • Las carnes.
  • La leche y sus derivados.

En cuanto a los alimentos de origen vegetal, nos encontramos con que la mayor parte tienen aminoácidos limitantes o de difícil digestión, aunque los ajos, las castañas, las almendras, las cebollas, el apio, la col, el arroz, los espárragos, las espinacas, los pimientos rojos y verdes, las berenjenas, los guisantes, los puerros, las habas, los tomates, los calabacines o las lechugas aportan su granito de arena en la ingesta de aminoácidos. Además, si leíste el post sobre los antioxidantes, qué son y sus beneficios ya sabrás que estos alimentos, además de contener aminoácidos,  son eficaces antioxidantes.

Consecuencias del déficit de aminoácidos

La presencia de los aminoácidos en nuestro cuerpo hace que la vida prospere, pero si nos faltan en cantidades importantes podemos tener problemas de salud.

El déficit de aminoácidos produce algunas señales que hay que interpretar para ponerles solución. Así nos encontramos con síntomas por déficit de aminoácidos tales como:

  • Fatiga.
  • Infecciones que se repiten una y otra vez.
  • Cabello ralo y con tendencia a caerse.
  • Piel seca.
  • Cambios de humor y mucha irritabilidad.

Si no llevamos una dieta equilibrada nos encontramos con el problema de que no ingerimos las suficientes proteínas o, por lo menos, no todos los aminoácidos que necesitamos, y con esto aparece un problema de desnutrición calórico-proteica.

No es muy común en los países industrializados, pero el problema puede aparecer en estos tiempos en los que la forma importa más que el fondo a causa de las dietas de adelgazamiento muy estrictas, sobre todo en personas mayores.

Si la falta de aminoácidos se alarga en el tiempo sin ponerle solución, los síntomas se agravarán, sufriendo una pérdida de peso incontrolada, edemas, diarreas o infecciones respiratorias. No solo estos problemas, la falta de aminoácidos en el organismo puede acarrear enfermedades como la enfermedad de Kwashiorkor (graves inflamaciones intestinales) o el marasmo, en este caso normalmente en niños de menos de un año de edad.

 

Recuerda:

  • Los aminoácidos son los compuestos orgánicos básicos para la producción de las proteínas
  • Son primordiales y necesarios para la vida humana
  • Su función es fortalecer los músculos
  • Su acción es importante en la curación de las heridas

 

Compartir

Los comentarios están cerrados