Comida saludable en Navidad

0

Ya está aquí la Navidad y con ellas llegan las comidas copiosas y los excesos en la alimentación. Durante esta época del año se tiende a no privarse de nada y a consumir todo tipo de alimentos, independientemente de la hora y el día de la semana.

La comida es una de las principales protagonistas de estas fiestas, pero esto no implica que no se pueda apostar por una alimentación saludable. Si has pensado seguir con una dieta saludable estos días sigue leyendo.

¿Cómo evitar los excesos navideños?

Las grandes comilonas suelen llevar asociadas molestias digestivas, el organismo no está acostumbrado (o no debería estarlo) a pasar días enlazando la comida con una copiosa cena y luego irse directamente a dormir. Por eso, es necesario tener en cuenta estos tips para conseguir unas fiestas saludables.

  1. Planifica tus fiestas. El primer punto donde se debe tomar conciencia es la compra, organiza los menús y la lista de la compra con antelación. Además de comprar solo lo necesario evitarás caer en la tentación de llenar tu carrito con alimentos de picoteo poco saludable. Y encima el bolsillo y el nivel de estrés se verán beneficiados, ya que estará todo preparado.
  2. Sigue una dieta equilibrada. Si sueles mantener una dieta equilibrada tu cuerpo compensará los pequeños excesos de las fiestas. Un error habitual es “ponerse a dieta” antes de la llegada de la navidad, algo que desde el punto de vista nutricional es un hábito poco saludable. La clave está en la moderación en las comidas festivas y en mantener la rutina de realizar cinco comidas al día.
  3. Consume frutas y verduras. Aunque los dulces estén ahí para hacerte caer en la tentación, es importante que no olvidar la ración diaria de frutas y verduras.
  4. Toma infusiones, son tus aliadas. Son múltiples los beneficios que aportan las infusiones a la salud. Después de comidas y cenas copiosas las infusiones son tus nuestras aliadas, ya que van a ayudar a depurar el cuerpo y a eliminar líquidos.
  5. Come despacio. De este modo, además de degustar más los alimentos, sentirás en menos tiempo la sensación de estar lleno y evitarás los atracones de comida. Este método también ayudará a tu cuerpo a realizar mejor la digestión.

Por un menú más saludable

En general la Navidad es época de comer y consumir alimentos con alta contenido en grasas. Por eso, modificando un poco el menú navideño y cambiando algunos alimentos por otros más saludables conseguirás terminar las comidas sin sensación de pesadez. Alguno de estos cambios son tan sencillos como:

  • Sustituir algunos alimentos por otros similares pero con un menor contenido calórico y de grasa, o incluso el mismo alimento preparado de diferente forma también puede marcar la diferencia. Y además, también es importante controlar las cantidades de sal.
  • Incluir entre los platos entrantes ensaladas y mariscos.
  • Entre los primeros platos se deben incluir cremas o sopas y alimentos horneados acompañados de verduras. De este modo eliminarás una alta cantidad de grasas saturadas del menú navideño.
  • De postre puedes sustituir los dulces por frutas como la piña, que contiene propiedades diuréticas. Pero si no puedes resistirte a los dulces, compra aquellos sin azúcares añadidos.

Ahora ya tienes la fórmula perfecta para disfrutar de estas fiestas de una forma un poco más sana.  ¡Cuida de tu alimentación incluso en Navidad!

Compartir

Deja una respuesta