Alimento del mes: la pimienta negra

0

La planta de la pimienta es típica de los climas tropicales y, cuando comienza a crecer, lo hace en forma de florecillas blancas que luego se convierten en granos de pimienta. Se le conoce como la reina de las especias aunque su variante negra, es la más consumida.

Lo más interesante de este condimento es la piperina, uno de sus activos, que aporta grandes beneficios para la salud.

El grano, que se ha vuelto más popular gracias a los moledores automáticos, se mantiene en buen estado por tiempo indefinido mientras que, la pimienta en polvo, se mantiene fresca por unos tres meses. Además, cuando compramos la pimienta en granos, nos aseguramos de que esta no esté mezclada con aditivos.

Beneficios y propiedades de la pimienta:

Podemos utilizar la pimienta negra para dar sazón y sabor a nuestras comidas y, además, nos permite reducir el uso de sal. Por otro lado, para  evitar que se pierda su sabor, aroma y vitaminas, es recomendable agregarla al final, justo antes del consumo. Algunos beneficios de esta especia son:

  1. Ayuda a perder peso: la piperina, que se encuentra en la capa externa de los granos, tiene un efecto termogénico que descompone las células grasas y también evita la retención de líquidos por sus efectos diuréticos.
  2. Cuidado de la piel: la piperina ayuda en la creación de pigmentos y previene el envejecimiento prematuro, reduciendo arrugas, líneas finas y las manchas oscuras, por lo que es de ayuda para personas con vitíligo.
  3. Ayuda a la depresión: ayuda al correcto funcionamiento del cerebro, mitigando los efectos de la depresión.
  4. Remedio contra la gripe: gracias a sus propiedades expectorantes, ayuda a eliminar la mucosidad y despeja la respiración. También previene contra el asma.
  5. Rica en antioxidantes: ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, problemas en el hígado, la oxidación celular y el efecto de los radicales libres.
  6. Mejora la digestión: libera enzimas digestivas en el páncreas y en el estómago. Además, ayuda a prevenir la diarrea, cólicos, estreñimiento y gases.
  7. Estimula el sistema inmunológico: mejora su funcionamiento liberando sustancias inmunitarias.
  8. Prevención de enfermedades: gracias a sus niveles de antioxidantes ayuda al organismo a luchar contra infecciones y ciertos tipos de cáncer.

Recuerda:

  • Es mejor comprarla en granos ya que evitamos aditivos y beneficiarnos de los minerales de la concha del grano.
  • Debemos molerla al momento del uso e integrarla al final de cocinar para aprovechar al máximo su sabor y sus propiedades.
  • Nos ayuda a prevenir enfermedades así como también cuidar de nuestra piel, hígado, estómago y arterias.

 

Compartir

Deja una respuesta