¿Cómo empezar a hacer deporte?

0

Todos sabemos que hacer deporte ayuda a mejorar nuestra salud. Y todos sabemos que es importante tener una buena dosis de fuerza de voluntad para convertir el deporte en un hábito que nos acompañe para siempre, pero ¿por dónde empiezo?

¿Por qué debemos hacer deporte?

Es evidente que uno de los beneficios de practicar deporte es la mejora de la condición física pero también el deporte como hábito saludable:

  • Ayuda a mejorar nuestra salud mental y fuerza de voluntad.
  • Mejora nuestra autoestima.
  • Reduce los niveles de estrés y depresión.
  • Favorece nuestra concentración.

Todo ello es posible, gracias a la segregación de unas hormonas llamadas endorfinas. Unos neurotransmisores que se amplifican en los momentos placenteros y proporcionan las sensaciones de euforia, felicidad y el alivio del dolor. Por eso, tras realizar algún deporte, uno se siente mejor y con energía.

Pero… ¿cómo empiezo a hacer deporte?

No hay fórmulas mágicas. Lo único que puede ayudarte, eres tú mismo. Es cierto que comenzar, cuesta, y mucho. Pero si quieres dar el paso y practicar más actividad física, sigue estos consejos básicos:

  • Elige un deporte que te guste: será mucho más sencillo tener motivación para realizarlo.
  • Visita a tu médico: solo para asegurarte de que estás en plena forma para cualquier actividad que requiera un esfuerzo, por mínimo que parezca.
  • Objetivos y metas realistas: en función realizarás una actividad física acorde para ti y no te rendirás.
  • Reserva tu momento: agenda un día y hora concreto para realizar tu ejercicio. Será tu momento de desconexión.
  • Elige la equipación adecuada para la actividad.
  • Cambia hábitos: al mismo tiempo que realizas ejercicio observarás que cambias hábitos, como por ejemplo, la alimentación.
  • Observa los resultados y prémiate: te servirá de refuerzo positivo para continuar. Pero ojo, que sea algo sano.
  • Comparte tus logros con familiares y amigos. Ellos te ayudarán a continuar cuando sientas desmotivado, serán tu mayor apoyo.

Todo esto hará que poco a poco veas la actividad física como un hábito y será parte de ti. No importan ni tu edad ni tu peso, sólo tus ganas.

Consejos para lograr un buen rendimiento

Está claro que sin esfuerzo no hay éxito. Pero también prevenir y cuidarse. Para evitar lesiones, es muy importante realizar un calentamiento previo y un estiramiento posterior a la actividad deportiva.

También mantenerse hidratado es fundamental, y más cuando practicamos deporte, sobre todo recuerda beber agua para mantenerse hidratado, antes, durante y después del ejercicio.

Algo fundamental a la hora de hacer deporte, aunque no lo parezca, es el descanso. La Unidad del Sueño, que dirige la Dra. Giménez, nos da algunas claves para adoptar medidas que nos ayuden a lograr un descanso de calidad, uno de los factores decisivos para lograr un mayor rendimiento deportivo.

  1. Procura no fumar ni tomar bebidas alcohólicas u otros estupefacientes. Entorpecen tu cuerpo y atrofian tu capacidad física.
  2. Descansa y ten un sueño reparador. Duerme entre 7 y 9 horas. Sigue estas recomendaciones para dormir mejor.
  3. Mantén una dieta equilibrada. Si no sabes cómo hacerlo, consulta a un especialista. No hagas deporte en ayunas e ingiere las calorías necesarias.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda 30 minutos diarios de actividad física, algo que para empezar puede ayudarte. Y si nunca has hecho deporte, habla con un experto que te asesore. Y si quieres realizar un deporte federado o si haces deporte en un gimnasio, sigue estas recomendaciones de Estamos seguros

Si estás leyendo este blog ya estás a un paso de iniciarte en el deporte. ¡Ánimo y convierte el deporte en un hábito saludable para tu vida!

Recuerda

  • El deporte no sólo mejora nuestra condición física. También nos ayuda a mejorar nuestra salud mental, la autoestima y la concentración. Mientas que reduce el estrés y la depresión.
  • Escoge un deporte que te guste, reserva siempre el mismo día y hora para realizarlo, observa los resultados y cuida tu salud: evita lesiones, hidrátate y descansa para mejorar tu rendimiento.
  • No hay fórmulas mágicas. Lo único que puede ayudarte, eres tú mismo. ¡Ánimo!

 

Compartir

Deja una respuesta