Efectos beneficiosos de la música para tu salud

0

Todos tenemos canciones que nos recuerdan a situaciones, personas o momentos de nuestra vida. Escuchar música nos relaja, nos ayuda a desconectar y nos acompaña en momentos especiales. Pero además de hacernos disfrutar, escuchar música tiene múltiples efectos beneficiosos para la salud.

¿Cómo afecta la música a nuestra mente?

Los sonidos a los que nos exponemos a diario influyen en nuestra mente. Cuando se trata de una música que nos gusta el cuerpo libera dopamina y el cerebro se activa, lo que nos hace estar más ágiles y despiertos.

De hecho, la música puede ayudarnos para aprender idiomas, fomentar la creatividad, tratar enfermedades neurológicas o ayudarnos con problemas emocionales como ansiedad o depresión.

  • La música mejora nuestro estado de ánimo. Escuchar algún tema que nos guste y que sea vigorosa, nos trae sensaciones alegres y vitales y puede tener un efecto relajante.
  • Acelera el aprendizaje y la creatividad. Escuchar música fomenta nuestra capacidad de atención y mejora nuestro interés a la hora de hacer tareas. Además, la música tiene la capacidad de activar la memoria automática y la terapia musical ayuda a los pacientes con Alzheimer a recordar momentos ya que la música nos transporta a viejos recuerdos.
  • Reduce la ansiedad. Su efecto relajante y reconfortante puede ayudarnos ni padecemos algún trastorno emocional. Además, escuchar música tranquila nos ayuda a ser más sociables, menos impulsivos y a mejorar nuestra autoestima, ya que las canciones positivas reducen nuestra tensión nerviosa y la sensación de dolor. En este sentido, nuestras canciones favoritas también nos pueden ayudar si tenemos problemas de sueño.
  • Influye en nuestra respiración. No solo nos ayuda a cuidar nuestra mente sino que nuestro cuerpo también se ve beneficiado. La música influye en nuestro ritmo respiratorio, presión arterial y niveles hormonales. De hecho, nuestro ritmo cardíaco acelera o se ralentiza según el ritmo musical.
Otros efectos de la música

Si tocamos algún instrumento nuestra motricidad se verá aumentada y tendremos una mejor capacidad auditiva, indispensable para estudiar idiomas. También mejorará nuestra inteligencia y nuestra capacidad de organización y disciplina.

Por otros lado, la música ayuda a que se fortalezca nuestro sistema inmunológico debida a la gran cantidad de actividad cerebral que se genera cuando escuchamos una canción.

Recuerda:

  • Escuchar música incide en nuestro estado de ánimo y puede ayudarnos si padecemos estrés, ansiedad o problemas de autoestima. También nos ayuda a mejorar nuestra concentración y a aprender más rápido.
  • Nuestro cuerpo también se ve beneficiado ya que mejora nuestro sistema inmune e influye en nuestro ritmo cardíaco.

 

Compartir

Deja una respuesta