Cuáles son las plantas tóxicas para los gatos típicas en Navidad

0

Se acerca la época navideña y, con ella, llegan las decoraciones típicas a nuestros hogares. Las plantas son protagonistas de muchas de estas decoraciones, desde el clásico árbol de Navidad, hasta pequeños adornos o centros de mesa. Sin embargo, si tenemos gatos, debemos tenerlos en cuenta a la hora de elegirlas. Y es que existen algunas plantas navideñas tóxicas para los gatos.

Sabiendo esto, debemos tener en cuenta a nuestras mascotas a la hora de celebrar la Navidad. Lo ideal en este caso es mantener las plantas que puedan ser venenosas fuera de su alcance o elegir aquellas plantas que no puedan suponerles peligro.

¿Por qué un gato puede llegar a comer una planta tóxica?

Existen varias razones que motivan que un gato muerda e incluso coma parte de una planta. Pueden hacerlo simplemente para jugar o explorar. De la misma manera que las personas exploramos el entorno principalmente con la vista y con el tacto de las manos, los gatos suelen hacerlo con la boca y con el olfato. Son animales de naturaleza muy curiosa y cualquier nuevo objeto que llegue al hogar despertará su interés.

Otra razón por la que los gatos ingieren algunas hojas de las plantas es que esto les ayuda con su digestión, siempre que sean plantas aptas para ellos.

Salvo que hayamos entrenado previamente a nuestro gato para que no se acerque a las plantas, es muy probable que las olfatee y que incluso muerda los tallos y las hojas.

Tres plantas navideñas tóxicas para los gatos

De las plantas que utilizamos habitualmente para decorar nuestros hogares en Navidad, hay tres particularmente peligrosas para nuestros felinos.

  • Muérdago (Viscum album): los frutos en forma de bolitas  del muérdago contienen viscotoxina, una sustancia que puede causar daño a los gatos. Si comen estos frutos pueden sufrir problemas gastrointestinales, cardiovasculares, colapso, bradicardia (ritmo cardíaco muy bajo) o dificultad para respirar. No obstante, para que la intoxicación fuese grave, el gato tendría que ingerir una gran cantidad de frutos.
  • Acebo (Ilex aquifolium): este tradicional árbol navideño contiene saponinas en sus hojas, tallo y en los pequeños frutos rojos que suele tener durante el otoño y el invierno. Es importante mantener a nuestro gato lejos del acebo, ya que una mínima cantidad es suficiente para provocarle vómitos y fuerte diarrea.
  • Flor de Pascua (Euphorbia pulcherrima): lo tóxico de esta planta de hojas rojas es su savia, por lo que los gatos no deben morderla. Puede producirles hipersalivación, trastornos gastrointestinales, diarrea, vómitos y dolor abdominal. Además, si la savia entra en contacto con su piel o sus ojos, puede provocarles dermatitis, picores y conjuntivitis.

Como vemos, algunas de las plantas más habituales en Navidad son precisamente las menos indicadas si tenemos gatos. En estos casos, podemos optar por utilizar plantas artificiales o buscar alternativas aptas para ellos. Por ejemplo, el cactus de Navidad (Schlumbergera truncata), una planta ornamental que suele producir flores rojas, rosas, blancas o amarillas durante el invierno.

Recuerda:

  • Los gatos tienden a morder las plantas de forma instintiva, salvo que les enseñemos a no hacerlo.
  • El acebo, el muérdago y la flor de pascua son las principales plantas navideñas tóxicas para los gatos.
  • Podemos optar por usar plantas artificiales o aptas para ellos como el cactus de Navidad.

 

Compartir

Los comentarios están cerrados