Alimento del mes: el Tempeh, el último sustituto de la carne sin colesterol

0

El Tempeh, de la misma familia gastronómica que el tofu y el seitán, natural de la isla de Java en Indonesia, es un alimento que poco a poco se ha hecho un hueco en los menús de los restaurantes más vanguardistas, por su versatilidad.

Y, de dónde sale el Tempeh

Nos encontramos ante un alimento que se produce a partir de la fermentación de las semillas de soja con el hongo rhizopus. A primera vista parece un turrón almendrado, por las pequeñas semillas de color tostado que recubren la masa pálida que le da forma. Una de sus características principales es la rugosidad de su superficie y, aunque muchos lo tachan de insípido y otros de amargo, el Tempeh puede ser cocinado de diferentes maneras para aportar las dosis proteicas y vitamínicas que necesita nuestro organismo.

¿Cómo podemos consumirlo?

Se puede freír o asar y se utiliza frecuentemente como aporte proteico en ensaladas, fajitas, revueltos o salteados y como sustituto de las carnes en las dietas vegetarianas y veganas. Sus posibilidades son muchas: fileteado, como albóndigas, filetes rusos, en dados para ensaladas…

Además, el Tempeh es uno de los alimentos más ‘eco-friendly’ que podemos añadir a nuestra dieta. Está catalogado como cultivo sostenible ya que se elabora a partir de legumbres que no requieren de la ayuda del nitrógeno para crecer.

Tempeh_2

Principales beneficios del Tempeh

Al igual que el tofu, el Tempeh está elaborado a partir de la soja, por lo que supone una gran fuente de energía y vitaminas. Estos son sus principales beneficios y aportes a la salud y el bienestar:

  • No tiene nada de colesterol: se ha convertido en uno de los sucedáneos de carne más empleados. Incluso ya hay supermercados que lo han puesto a la venta para poder cocinarlo en casa.
  • Bueno para el corazón: al no contener colesterol, el Tempeh reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  • Reconstituye la flora intestinal: es un alimento que regenera la flora intestinal de manera completamente natural y favorece el tránsito.
  • Vitamina B12: es muy raro encontrarla en los productos vegetales, sin embargo, el Tempeh la posee. Se debe al proceso de fermentación con el que se elabora, que añade esta vitamina.
  • Para combatir la menopausia: las isoflavonas que contiene son ideales para combatir las incómodas consecuencias de la menopausia. Contribuye activamente al fortalecimiento de los huesos y a reducir los sofocos.
  • Alta concentración de proteínas: sólo 100 gramos de Tempeh aporta el 40% de proteínas que necesita el organismo diariamente.
  • Baja concentración de sodio: uno puede pensar que, al estar hecho a base de semillas de soja, el Tempeh puede tener una alta concentración sódica. Nada más lejos de la realidad, este producto es muy bajo en sodio.

Recuerda:

  • El Tempeh es uno de los alimentos que más fuerte está entrando en los menús de las cocinas más vanguardistas.
  • Es el sustituto perfecto de la carne por la ausencia de colesterol en su composición, lo que reduce la probabilidad de desarrollar enfermedades cardiovasculares.
  • Ofrece muchas posibilidades de cocinado y es el complemento proteico perfecto para las ensaladas y salteados.

 

Compartir

Los comentarios están cerrados